Connect with us

Michele Scarponi, un año después todo sigue igual

Destacado

Michele Scarponi, un año después todo sigue igual

Michele Scarponi, un año después todo sigue igual

Tiempo de lectura:2 Minutos

En el aniversario de la pérdida de Michele Scarponi, el ciclista sigue siendo el eslabón frágil

El 22 de abril siempre será una fecha complicada para quienes amamos el ciclismo y la bicicleta, porque se da el aniversario de la muerte de Michele Scarponi, atropellado mientras entrenaba.

La historia de Scarpa es de dominio público, todos la conocemos, la horrible paradoja de verle ganar una etapa en el Tour de los Alpes y verle marchar a los pocos días.

Accidentes ciclistas: los asesinatos que no cesan

Un ciclista ya veterano, apreciado por todos y muy popular entre los aficionados.

Michele Scaporni se fue poniendo nombre y apellido a su marcha, pero hay muchas, muchísimas marchas cada año de las que no somos conscientes más allá del escandaloso titular de un atropello y una muerte.

Pero no somos conscientes de que las cosas no están mal, está quizá algo peor.

Seguridad del ciclista: no somos conscientes de lo que hay en juego

Mientras la política estatal se mete en vericuetos que dan rédito electoral, no hay tiempo ni decisión sobre la indefensión del ciclista.

¿A qué esperan los políticos en refrendar #PorUnaLeyJusta?

Para estas fechas deberíamos tener respuesta a los múltiples esfuerzos de nuestra amiga Anna González para que los allegados de una accidentado en la carretera no se vieran igual que ella, es decir indefensos.

Pero las cosas siguen igual, yo diría que peor, porque la sola duda de nuestros políticos, aquellos en los que, para nuestra desgracia confiamos “lo nuestro”, complica el paisaje.

Veo, y lo veo por este mal anillado cuaderno y sus estadísticas, que nos volvemos locos con dopaje, con cicloturismo, con las clásicas, pero cuando hablamos de la seguridad del ciclista y los derechos que le asisten, “rien de rien”.

Y me parece increíble y tristísimo, porque luego todos lloramos y hurgamos en el recuerdo de Michele Scaporni sin reparar en que las cosas hay que cambiarlas desde dentro, preocupándose por ellas y mostrando interés

Que el recuerdo de Michele Scarponi nos refresque lo mal que está el panorama.

Así fue esa mañana del 22 de abril de 2017…

Es el ciclismo, eso que tiene, que nos da, que nos sugiere, que nos tiene locos. Coged vuestra bici de los domingos, la que comprasteis con la ilusión del niño que soñó escalar puertos con Perico y ganar al lado de Miguel, y ponedla en la ruta. Será el mejor regalo, el mejor homenaje…

Hoy, sábado de abril, con el sol entrando radiante, con este veranillo en vísperas de Sant Jordi, el corazón se nos ha quedado helado, ha muerto Michele Scarponi. Arrollado por un camión, no hace ni veinticuatro horas le vimos en el Monte Bondone disputando la que sería su última carrera, el Tour de los Alpes, que empezó liderando, que le sirvió para auparse a la terna de aspirantes al Giro, esa carrera que es rosa, pero que palidecerá con el recuerdo de uno de los suyos.

Hablan de matrículas, de seguros,… hablan, hablan, hablan pero el goteo sigue, incesante, casi malayo. Comparar tragedias es injusto, incluso atrevido. Hay muchos tipos de violencia, cada una con su perfil y consecuencias, cada una con sus cifras, pero que en la carretera existe otra violencia, apagada por los lobbies y medios que ponen el foco en otros parajes, es un hecho. Esa violencia se cobra la vida del más débil, esa violencia está provocando que el ciclista sea noticia de obtuarios cada semana. Simplemente demoledor.

Michele Scarponi, 37 años, un corredor que caía bien, garante de buen humor, un viejo rockero que seguía brillando, como agarrándose a ese tren que es la vida y que no para por nadie. Michele Scarponi se nos ha descolgado, haciendo más patente que nunca que esa violencia existe y está entre nosotros, aunque una amplia mayoría de la sociedad no la perciba.

Coger la bicicleta es un acto de fe, así al menos lo veo yo, con el continuo goteo de muertes, accidentes y atropellos. Si tú eres padre saldrías con tu flaca ahora mismo???, le dirías a tu hijo que practicara ciclismo???.

Siempre hemos sido muy críticos para con el colectivo que nos lee, porque siempre hemos reclamado predicar con el ejemplo, pero como eslabón fragil de la cadena, quien siempre tiene las de perder es el de siempre, aquel que deja vida, familia, hijos y casa porque un día, en una carretera, quedó en una cuneta.

Hoy es un día tristítsimo porque esa realidad que se retrata a diario con breve despachados en redes y demás sobre accidentes ciclistas toma categoría de noticia de portada. Que tomen nota quién deba tomar, aquellos políticos que ahora debaten #PorUnaLeyJusta, aquellos conductores que desprecian quien no va sobre cuatro ruedas y aquellos que siendo profesionales no quisieron involucrarse en mejorar las cosas porque consideraban que era “una causa política”. Que tomen nota, porque sus ciclistas no tienen mácula por ir pertrechados de arriba abajo.

Que tomen nota todos por favor, porque Scarponi y los muchos que nos dejaron ya no podrán hacerlo.

Imagen tomada del FB de Tour of the Alps

Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Destacado

Inicio