Connect with us

Pues parece que Induráin vuelve…

Opinión ciclista

Pues parece que Induráin vuelve…

Pues parece que Induráin vuelve…

La etapa reina del próximo Tour puede tener a Miguel Indurain vestido de corto

Al menos por un día.

Hoy abrimos este mal anillado cuaderno para daros una noticia que, no por extraordinaria, no deja de ser un tanto perpleja.

Al grano.

Fuentes cercanas, y muy fidedignas, al campeón navarro, nos han hecho saber que existe un cierto rumor de que el próximo 2 de enero, y coincidiendo con el 22º aniversario de su retirada del ciclismo profesional, Miguel Induráin nos podría sorprender con un increíble anuncio: ¡¡ su vuelta a la competición para la temporada 2019!!

Eso sí, sería para competir tan sólo un día a alto nivel.

Dicen, los que han podido hablar con él sobre este tema que, de momento, es tan sólo eso, un cuchicheo de algunos ciclistas próximos a su entorno y entre bambalinas, que su vuelta estaría marcada en rojo en el calendario: el 25 de julio, coincidiendo con la etapa reina del Tour de Francia y ya habiendo cumplido los 55 años el día 16 de aquel mismo mes.

Parece ser que el bueno de Miguel no quiere ser menos y pretende recoger el guante del desafío y emular a Andrea Tafi que, recordemos, quiere correr 20 años después compitiendo en la próxima edición de la París-Roubaix.

El pacto con el diablo de Andrea Tafi

Indurain, con 55 años…

Según este corrillo de amigos que podrían ser de su propia grupeta, el que fuera el Gigante de Villava quiere reverdecer laureles y competir al máximo nivel en esa 18ª jornada de la Grande Boucle superando puertos como el Col de Vars, el Izoard -donde sueña con liarla como en el Dauphiné del 96 en el que desató toda su furia- y, sobre todo, el Galibier.

Un reto mayúsculo con 207 kilómetros de recorrido entre Embrun y Valloire.

Los que están muy cerca de él, y conocen muy bien su estado físico actual, piensan que su idea no es para nada descabellada, aunque algunos, muchos, podamos pensar que nuestro campeonísimo se haya podido volver loco ante semejante ida de olla.

Pero no es así.

Según esas mismas fuentes, él mismo ya se está mentalizando y con frases del estilo: “eso está chupado” y con un “que se preparen”, intentará afrontar con garantías este desafío inédito en la Historia del Ciclismo, si bien, mucho antes, habremos sabido cómo le habrá ido al bueno de Tafi su experiencia en Roubaix.

Del éxito de Andrea o no, para Miguel puede ser un acicate más para intentar acabar esa etapa entre los mejores o quizás, por el contrario, pueda llevar a desanimarse y abandonar la idea de esa bendita locura.

La verdad es que Miguel, a sus 54 años, todos lo sabemos, se cuida, entrena y se mantiene en forma y se conserva fino.

Además, no tiene que demostrar nada a nadie, y también somos conscientes de que tiene una Quebrantahuesos en sus piernas, como evidencia el hecho de que hace un par de años ya estuvo a punto de ganarla cuando enfiló a todo un pelotón de más de ocho mil participantes, llevándolos con el gancho puesto casi hasta el mismo Marie Blanque.

Esto fue lo que le hizo pensar: ¿y por qué no?

Dicen, además, que la organización del Tour estaría encantada con la participación de Miguelón esa jornada, que sería un gran aliciente para la carrera, que proyectaría esa etapa a niveles de audiencia increíbles y que el morbo, para los espectadores, estaría garantizado.

¿Será capaz Miguel Indurain de acabar esa etapa ese día?

Y hasta de competirla, apuntarían muchos que saben que ya está entrenando duro para demostrar que los viejos rockeros cincuentañeros nunca mueren, y que van a tener que correr mucho si quieren dejarle atrás.

Como comentamos, todo esto es un gran rumor, aunque ya sabemos que si el río suena es porque agua lleva, y algunos apuntan a que se habría hecho con los servicios de su gran amigo Pascal Lino “Chente”: médico, fisio y entrenador deportivo, toda una eminencia y estaría de este modo en muy buenas manos.

También se está especulando que, probablemente, Induráin no estaría “sólo” en el envite y se cree que habría pedido “ayuda” a ex corredores como Contador o Purito, que aún están en muy buena forma, o incluso al propio Perico, para que le hagan de gregarios en las ascensiones, intentando formar una grupeta que trabajara para él y funcionara como un auténtico equipo pro.

El éxito de Induráin, de este modo, sería el de todos y el de su afición

De momento, son muchos los que lo vieron, sorprendidos, salir con su bicicleta de su casa, junto a su hermano Pruden, a entrenar el pasado 1 de diciembre, algo que no hacía desde 1996, en su último año como profesional y que era todo un ritual, toda una tradición con la que daba comienzo su temporada de entrenos, hecho que no ha pasado desapercibido para sus fans que son legión.

Por tanto, ojo a este próximo 2 de enero.

Portabicicletas de bola de remolque by Cruz

Todos estaremos atentos porque puede ser la noticia ciclista del año.

Foto tomada de www.biciciclismo.com

Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Opinión ciclista

Lo más popular

Categorías

Inicio