Connect with us

Mikel Landa dispara las apuestas

Ciclistas

Mikel Landa dispara las apuestas

Endura LDB Di17
Cambrils ZC, Gran fondo

Landa, Mikel Landa, esa cara de niño bueno que cualquier suegra quisiera para sí. Esa vivaracha lengua que saca a pasear con el remo de un talento que no es que le sobre, es que le rezuma, literalmente. Un corredor con las hechuras de grande desde muy tierna infancia, sobre el que se ponen los focos propios de un ciclismo, el español, al que se le anuncia tiempos duros. Por todo eso Landa, Mikel Landa, es uno de los nombres del año.

Hace 365 sabíamos que seria otra vez cabeza de cartel en el Team Sky para el Giro. Al poco tiempo se supo que Geraint Thomas se sumaba. Una bicefalía que no fue tal, porque en la base de la primera subida seria de la carrera, un enganchón les dejó fuera de competición.

Cambrils ZC, Gran fondo

Así, sin opción a demostrar qué potencial manejaban, ni que ambiciones expresarían. Pero el plan B a veces resulta mejor que el A. Landa abrió el grifo de las escapadas, siempre en fuga, siempre buscando el éxito que alcanzó, en los Dolomitas, vestido de azul, como premio complementario.

Una carrera a contrapelo, como toda su trayectoria. Exhibiendo siempre ese punto de rebeldía, de cierta incomprensión del entorno. Quiere más, siempre quiere más, pero coincide que en sus mejores días tiene uno por encima.

Igual que le tocó convivir con Fabio Aru en el Giro de 2015, en este Tour las cosas estaban vendidas para Chris Froome. En eso el Team Sky fue cristalino desde el primer dúa, todo al inglés y tente tieso. No hubo vuelta de hoja si quiera las jornadas en las que Landa caminaba por él, por Froome y por todos los líderes del Tour.

Dos días en concreto, este alavés nos dio la medida del potencial que manejaba. El día de Peyragudes, jornada negra de Froome, tirando hasta la misma base del repecho final, y llegando por delante de su propio líder, y el de Foix, una de esas etapas que pasa a la leyenda, cosa que es mucho decir en este ciclismo ultramoderno.

Landa tuvo que achantar, e incluso conformarse con la medalla de chocolate, cuando Bardet se vino, increíblemente, abajo en la crono final. Un puñadito de segundos salvaron al francés, que estuvo tan en el alambre, que nos hicimos trampas al solitario pensando que Landa le podría atacar en Paris. Ya sabéis, a hilaridad nadie nos gana.

El verano, a parte de Burgos y su notable actuación en Donosti, dejó su salto al Movistar, el único equipo español del WT que necesita siempre, tener un primer espada de casa, y Landa lo es.

Sin querer ser morbosos, creo que a nadie se le escapa que vienen tiempos interesantes en “chez Unzue”, al carácter punzante del alavés se le une el Nairo más reivindicativo mientras Alejandro Valverde se los mira como el padre que pone orden en la habitación. Apostad por estos. Sencillamente genial, nos los pasaremos bien.

Imagen tomada del FB del Giro de Italia y vídeo del Tour de France

INFO

Una vuelta por el Priorat y alrededores… , un relato que invita a coger la bicicleta YA

Endura LDB Di17
Cambrils ZC, Gran fondo
Continuar leyendo
Te puede interesar...
Clic para comentar

Deja un comentario

Más en Ciclistas

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Inicio