Mil maneras de dar el Giro

1
42
vistas

“Arriva il Giro, arriva il Giro”. La sangre italiana es rosa, espesa, fluida,… palpita por encima de la media. Un país en la cuneta. La bota transalpina es una amalgama de sentimientos vivos como ya quisiéramos ver en España cuando rueda la Vuelta. Este Giro incorpora además a Dinamarca al mapa de países de las grandes vueltas pues de allí sale, en esa rara tradición que la cosa rosa se impone de salir cuán más lejos de Italia mejor, un año sí y al otro no.
En España la carrera pasa con más pena que gloria. Sinceramente es descorazonador. Sin nuestros mediáticos, el ciclismo baja exponencialmente su seguimiento y lo hace desde cotas muy mermadas respecto aquellas de hace veinte años por ejemplo. Qué recuerdos, aquel Giro del 92, ganador por Miguel Indurain, alicatando su leyenda, meses después de hacer lo propio en el Tour. Aquella fue una carrera que dio nuestra Televisión Española, sí, la misma que viste y calza, con más respeto por este deporte y con cortes publicitarios que nos supieron a gloria. Hoy el Giro merece un puñado de palabras en las rotativas y ediciones web, la Titan Desert ocupa más cuota incluso. Son los tiempos.
En lo televisivo este Giro en España sigue en el círculo de Unión Editorial Información por sólida complicidad con la organización. Veo 7 fue su vía de escape estos  dos últimos años, hace dos de forma cuasi clandestina, pues un servidor se enteró de causalidad que lo daban,  y el pasado, ahhh el pasado, que diría Monegal, con Alberto Contador haciendo encaje de bolillos pues su travesía de tres semanas por Italia le alimentó el ego pero no el palmarés como el TAS se encargó de demostrar.
El serial televisivo de fútbol que es Marca TV hará un paréntesis diario a media tarde para ofrecernos la señal desde Italia. Live o en falso directo, pero sin la necesidad de tener que medrar enlaces y mendigar webs extrajeras. Veremos qué nos depara la televisión del deporte, por de pronto una humareda de confusión envuelve las retransmisiones, ni horarios, ni franjas meridianamente claras,…
Me comentaron el otro día que Marca TV había emitido una cuña televisiva sobre el Giro. Agradecemos que el canal nos surta de imágenes, sean en directo, semidirecto o play back, nos da igual, pero a la incertidumbre inicial de saber si lo daban o no, qué han hecho el ciclismo para ser tratado como “el coño de la Bernarda”, se añade la coletilla de “¿quién sucederá a Contador?”. Bufff, se nos empañan los sentidos. Sé que el ciclismo es un caramelo para los patrios futboleros que ocasionalmente ven otros deportes cuando la causa nacional peligra de ser ultrajada, pero es necesario saltarse todos los códigos del manual de buenas prácticas. ¿Vale la pena?, ¿tan grande se espera el repute de audiencia con tales soflamas?. En la línea de la marca de colchones, vamos.
Por el contrario vemos la cuña de nuestros invisibles, pues nunca les podemos seguir, amigos de Eurosport. Sí, a ver si adquirimos el player, pero hasta que ello llegue nos conformamos con las cápsulas de calidad y respeto por el deporte que generan. Vean si no, qué corte firmado por Adrián Roca, Eduardo Chozas y Antonio Alix, por este orden. Es lo que se llama calidad, escasa en nuestros tiempos, pero valorada, tanto a veces, que no perdemos la fe en la condición humana, pues alguna vez volver. Algún día les veremos y sabremos lo que es bueno, entre tanto nos toca esperar. 

1 COMENTARIO

  1. Vuelvo a decir que el Giro de Italia me parece la carrera de las "tres grandes", la más expectacular, por lo menos en lo que se refiere a los últimos años. Y es una verdadera pena que nuestra televisón pública sólo "corra" a traer imagenes de ella cuando está Alberto Contador. Esperemos que el "ambicioso" Joaquin Rodriguez pueda con todas las figuras del pais patrio… pero claro eso sólo lo veremos unos pocos.Yo, gracias a mi operadora de internet, si veré Eurosport.

Deja un comentario