Mr. Cavendish, lecciones las justas

También te podría interesar...

  • No me gustan las llegadas al sprint… pero no me pierdo ninguno, verlos me pone los pelos de punta.La cara de Cavendish el otro día tras la caida era de verdadero "cabreo". Puede que en esta ocasión Ferrari no lo hiciera bien; pues vaya por cuando él hace lo mismo.Estoy con Freire, ellos mejor que nadie saben lo que hay y hasta ahora el español se ha tenido que sacar las castañas del fuego el solito, mientras que Cavendish es todo lo contrario… todo preparado, como tu dices "con toda exactitud". Es posible que el otro día le fallará su "tren" y por eso terminó en el suelo. É la vita.