Connect with us

Ciclocross: El mundial es otra cosa

Van Aert JoanSeguidor

Mundo Bicicleta

Ciclocross: El mundial es otra cosa

Ciclocross: El mundial es otra cosa

Labrava

Todos los años el mundial de ciclocross rompe con los pronósticos

Cruz_MOV

Leí el otro día que el ciclocross femenino le estaba comiendo la tostada de las audiencias al masculino.

Llevados por esa aseveración pudimos ver el mundial femenino.

Fue una gozada de carrera, de igualdad entre las mejores, y desigualdad en los colores.

Porque la campeona Sanne Cant se llevó a rueda a cuatro neerlandesas, entre otras la diva Marianne Vos, siete veces campeona en esto, más Lucinda Brand, Denise Betsema y Annemarie Worst.

Fue un carrerón corrido en el filo del error en un circuito duro, semicongelado y muy veloz.

El resto de chicas llegaría más allá del minuto.

Pero a lo que vamos, Sanne Cant llegó a Dinamarca como campeona vigente pero cuestionada por su temporada.

Las neerlandesas le habían tomado la delantera en el grueso del calendario.

Sobre el papel, habían otras favoritas, pero el mundial, el mundial de ciclocross es otra cosa.

MOV_Gobik

Sanne Cant se tiró las rivales a la espalda y nos dio un triunfo precioso con una persecución final entre ella y Brand que puso a límite sus capacidades y el asombro del espectador.

En una matinal, donde los belgas veían volar las medallas más preciadas del mundial de ciclocross, su chica de oro le ha resuelto, un poco, la plana.

Mundial de ciclocross: ¿Habrá visto la carrera Wout Van Aert?

Entiendo que sí y las conclusiones que pueda haber sacado le pueden venir bien.

Ciclocross: las bicicletas también son para el invierno

Él es el ciclista del mundial, llegando al mismo muy por detrás de Mathieu Van der Poel gran parte de la campaña, y acabando de arcoíris.

Cuesta mucho creer, pero mucho, que este mundial de ciclocross lo gane Van Aert, porque Van der Poel no parece por la labor de ceder otro mundial más.

Ciclobrava, cicloturismo sin tiempos ni presión 

Lo del año pasado fue sintomático, y el ejemplo de que el mundial es otra cosa, ese gran día que decanta la balanza y empaña las temporadas más brillantes.

Otra vez tenemos el mundial de ciclocross, en la campa gélida de Bogense, donde los sueños se escriben echando vaho por la boca.

Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Mundo Bicicleta

Lo más popular

Categorías

Inicio