Connect with us

Cada Mundial de Valverde es una historia

Valverde Mundial JoanSeguidor

Alejandro Valverde

Cada Mundial de Valverde es una historia

Cada Mundial de Valverde es una historia

Seis medallas pero ninguna de oro en la última gran obsesión de Alejandro Valverde

Con 38 años, despachar que Alejandro Valverde no está en la recta final de su carrera sería una frivolidad.

Pero en su pacto con el diablo, Alejandro Valverde sabe que el Mundial es la carrera, su asignatura, el broche, no sé, pero sí un colofón a una carrera que sólo él podría firmar.

La historia sitúa a Valverde como el que más medallas se ha colgado en la carrera más bonita, la más incierta.

Colgarse seis medallas reviste un mérito increíble, incluso por mucho que nos tirásemos de los pelos cuando ha firmado una plaza en el podio.

Algo cuya dificultad podéis imaginar.

Berria Junio

 

Valverde en el mundial: una tragicomedia

¿Qué imagen preferís de Valverde en la carrera más bonita del año?

Hay varias opciones: La de ese jovencísimo ciclista que saca del podio a Paolo Bettini en Hamilton, Canadá, año 2003, porque les gana el sprint por la plata.

El oro ya colgaba del cuello de Igor Astarloa.

Otra: La del corredor más maduro y alopécico cariacontecido en el podio de Florencia, en la carrera más eléctrica de los tiempos recientes.

Por un lado Purito llorando, por medio Rui Costa sin saber cómo le ha llegado, a su izquierda Valverde, autor de una “valverdada” por ver al luso partir sin saber que su rueda era la buena.

Hay más: el de Salzburgo que no remata un corte perfecto propiciado por Samuel Sánchez.

El día que Paolo Bettini se cobró la deuda de Hamilton.

Otra medalla: la de Madrid 2005, cuando “España iba bien” y Valverde mejor, tanto que no midió que en La Castellana había un tiro llamado Tom Boonen, más rápido que nadie ese día.

Y dos más, las de Valkenburg y Ponferrada, en las que nos quedamos con sensación de vacío porque Gilbert y Kwaitkowski se colgaron un oro que llevaba cincelado el nombre de Alejandro Valverde.

Pero belga y polaco fueron más inteligentes, más certeros.

 

Valverde en Innsbruck

Para el Mundial de Innsbruck no parece haber otra baza española que la de Alejandro Valverde.

Sobre el papel es lo normal y lógico.

Tener dos o tres cartas es bueno y malo. Ya lo hemos visto.

El blanco Sky en vuestra mano 

Que Valverde pueda estar en la pomada, creo que pocos lo dudamos, que se alineen los astros en una carrera con tanto gallo y tanta dureza, es otra cosa.

Si vuelve a pisar el podio, volveremos a sonreír ante ese murciano que hace sencillo lo que muchos ni imaginamos intentar.

Aunque nos quedará la sensación de que quizá, posiblemente, el último cartucho se quemó en el Tirol austriaco.

Imagen tomada de TopBici

Endura LDB Summer 2019
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Alejandro Valverde

Facebook

Lo más popular

Categorías

Inicio