Nadie conoce a nadie en el Astana

0
8
vistas

Como una carretera enrevesada, que según baja se retuerce por las lomas, buscando el imposible, hollando la locura, la historia del Astana se hace cada vez más complicada. Como en un juego de espejos de una cinta de los setenta, nadie sabe de quién fiarse. Nadie sabe qué decir.

El año 2014 ha sido asimétrico para el equipo celeste. Han tocado el cielo con Vincenzo Nibali en el Tour, e incluso firmado jornadas memorables en lo colectivo, como aquella del adoquín, pero al mismo tiempo ha sumergido sus pies en el fango del escándalo, la gestión mal realizada y las cosas hechas a medias.

Esta semana hemos sabido del quinto positivo en el seno de la estructura de pasaporte kazajo. Presto, rápido, como esas veces que reventaba sprints en carrera, Alexander Vinokourov se lanzó a suspender la actividad del equipo B. Dice que son estructuras diferentes, pero él, que es Dios por esas estepas, puede cargarse la estructura B desde su puesto en la estructura A. Como afirmó Jorge Quintana, eso al final es una admisión de que el fondo es el mismo perro con el mismo collar. No obstante la UCI advierte, son estructuras diferentes. No sé si ello jugará a favor de estos en el juego de licencias.

Mientras Vincenzo Nibali, a quien este periodo debería servirle de relax y distancia frente a la competición, no para ser abordado por el camino. Sus últimas palabras son conciliadoras. “Seguiré en Astana” revela en una fidelidad mal entendida, porque días antes dijo bien claro que “yo no firmé por Vinokourov” aludiendo a la persona de Martinelli, ese gurú con mayúsculas.

Nibali tampoco conoce a los descerebrados del equipo B, del filial de su equipo, que han dado positivos. Los tacha de “idiotas”, que no los conoce, que no sabe nada de ellos, aunque como dicen en Ciclo21 compartieron mesa en la rueda de prensa de la carrera más multitudinaria del lugar.

Astana por otro lado es destino de varios ciclistas importantes. El dinero de este rico enclave centroasiático atrae talento europeo, como en otros tantos negocios. Ahí va Luisle, ciclista que siempre parece estar en el sitio equivocado en el momento inapropiado. Luisle quien ya formó parte del Astana en la génesis de este equipo, génesis manchada por escándalo del positivo del que hoy es su hombre fuerte.

También llega Lars Boom, ciclista de esos que se proclaman limpios y escandalizados ante la barbarie del dopaje pero que creció en el seno de una estructura de la podredumbre del extinto Rabobank. Aterrizan Cataldo, un latino en la corte del Sky, Taramaae,… y Miguel Angel López, colombiano y ganador vigente del Tour del Porvenir, eso que resulta difícil adivinar cuando hablamos de la escuadra de dinero kazajo.

Imagen tomada de http://www.sbs.com.au

INFO

Lleva tu smartphone bien fijo al manillar de tu bicicleta

1

El nuevo pack de Tigra de Ksix es un excelente elemento para llevar fijadísimo tu Smartphone al manillar de tu bicicleta. Con un recubrimiento fuerte y robusto te evitas que un golpe perjudique tu móvil y con una fina capa puedes interactuar con el mismo sin problema. Este pack existe también para correr a pie. Te ajustas el brazalete –tema que no resulta conflictivo ni siquiera en invierno cuando salimos con más capas- a través de un sistema de rosca que te permite desenganchar tu móvil sin problema y comprobar el ritmo y los kilómetros al momento. Incluso para los que más en forma estén, responder al teléfono si se diera el caso.

Mira más detalle aquí.

Deja un comentario