¿Es Nairo un corredor sin carisma?

5
157
vistas

Hace unos días celebramos de forma espontánea la victoria de Nairo Quintana en la Vuelta a Valencia, con la guinda de su ataque desde abajo y sin mirar atrás en el Mas de la Costa. “Ha vuelto el gran Nairo” proclamamos, convencidos de que por fin se había dejado rienda suelta al corredor colombiano, abriéndole el grifo a ser atrevido y desplegar una actuación que su calidad merece. Nairo había vencido y convencido, en definitiva, aunque sin volvernos locos, pues los rivales no marcaban un listón altísimo.

Con esas sensaciones de recuperar la mejor versión del ciclista de tez tostada, nos sorprendieron muchos comentarios que nos llegaron por varios sitios. Para resumirlo, rápido y tenazmente: “El ciclista con menos carisma del pelotón internacional”. Sentimientos fríos, parcos, de desinterés sobre lo que consideramos una buena victoria y mejor espectáculo. No entendimos muy bien los motivos, pero con los días hemos visto el porqué.

A veces no es tanto la victoria como la forma de llegar a ella. Nairo situó muy alto su listón casi de inicio, se pensó que era una panacea en el riesgo y la aventura, pero erramos, no sabemos quién, y esto nos lo hemos preguntado más de una vez, pero al ciclista se le frenó en sus ataques y ambiciones de espectáculo -que no de palmarés-. Y ahí creció la figura de un corredor que aspira a ser un grande de su tiempo, pero que no emociona, sencillamente eso, llegando a contar por legión la colla de detractores que durante el último Tour de Francia tomó parte por Chris Froome, un ciclista que admiramos, pero que no es precisamente emoción a flor de piel, como si lo son Alberto Contador o Vincenzo Nibali.

En este lastre emocional que Nairo arrastra no sé qué ha influido más, su perenne presencia en el cajón de París sin acceder al máximo peldaño, su fría, a veces gélida forma de correr, su manera de expresarse, cosa que yo nunca discutiría pues cada uno es como es, o que sus dos grandes victorias hayan llegado, a juicio de muchos, como fruto de carambolas no provocadas por él.

Y es aquí donde creo que Nairo tiene la asignatura pendiente. Si vemos su victoria en el Giro de hace tres años, todo se enmierdó mucho en aquel descenso del Stelvio, que si se paraba, que si no, que si Uran no oyó nada, sea como fuere creo que Nairo era el mejor de esa carrera, sin discusión y al final una situación de esas que sólo se dan en Italia empañó para muchos su éxito.

Luego está la Vuelta del año pasado, con la jornada de Formigal y el ataque armado por Contador, al que Nairo se sumó pero que no lideró en un primer momento. Sin aquel arrebato del madrileño no veo dónde habría distanciado Nairo a Froome, más cuando en su equipo se carece de la iniciativa para tales hazañas.

Este año Nairo afronta un reto supremo, que a juicio de Contador es un riesgo obvio para el Tour, cosa mejor para él y para Froome. Si el Nairo que se lo jugaba todo a Tour-Vuelta ya era frío y calculador, imaginaros el que aborde el Giro-Tour o se dosifica por mil o no llega a buen puerto.

Y es que en un mundo donde las redes sociales marcan el ánimo, parece muchas veces que la fría y mera victoria desprovista de alma no es suficiente, y esas sensaciones crecen exponencialmente de boca en boca, de oreja en oreja, y muchas veces palmarés de excepción, como el que ha reunido Nairo, no tiene el refrendo popular que su valor histórico ofrece… porque a veces no sólo es ganar, es lo que transmitas y generes en el gente.

Imagen tomada del FB de Movistar Team

 

Publicidad

5 COMENTARIOS

  1. La cosa con Nairo no es de carisma, sino que de donde viene (Boyaca) todos tienden a generar este tipo de pensamientos, de que son malgeniados y sin carisma, algo que es totalmente falso los invito a vengan a estas tierras, en donde la gente a pesar de tener miradas frías son las personas más calidad del país, piensan mucho en el prójimo, son puro corazón.

  2. En España lo pueden ver asi, pero en Colombia, con sus aciertos y errores, es heroe nacional. Es embajador de la UNICEF, imagen de la campaña por el campo del ministerio de agricultura, imagen de la campaña de la alcaldia de Tunja contra el maltrato femenino y justo ahora sento su posición contra nuestra corrupta e inutil federación de ciclismo.

  3. No me acaba de gustar esta entrada de Seguidor. Puede ser cierto lo que él dice de los colombianos que soportamos mal las críticas a Nairo, pues es difícil la objetividad cuando hay tanto cariño y admiración por alguien, pero se queda uno esperando la opinión del bloguero sobre el tema que él mismo plantea, pues el escrito simplemente recoge las impresiones en las redes sociales sobre la imagen que presuntamente transmite Nairo, pero falta la opinión particular de Joan Seguidor sobre el corredor, si él también considera a Nairo un corredor poco carismático

  4. Coincido con la opinión de otro comentarista: el talante del campesino colombiano es el de una persona introvertida, parca, características que a menudo se pueden confundir con las de una persona engreída, inamistosa. Nada más alejado de la realidad

  5. Nairo Quitana no es un hombre muy expresivo, pero cuando habla es contundente y directo, diferente a la mayoría de colombianos que tratamos de ser muy diplomáticos. Parece parco e insensible, caso contrario al de Esteban Cháves que irradia todo el tiempo alegría y espontaneidad. Dos estilos diferentes, pero buenas personas ambos. Valoro los análisis de esta página, pero los estoy notando muy sesgados. Por eso me gusta mucho el canal de YouTube de Chus All Sports, que es un hombre que ama al ciclismo y disfruta con los triunfos de todos, a pesar que es fan de Contador, sabe reconocer cuando otro pedalista gana y no se la pasa buscando más allá de lo deportivo si vale o no vale la pena aplaudir porque un ciclista sonríe menos o más que otro…

Deja un comentario