Nairo en camisa

0
6
vistas

Curiosamente el otro día cuando hablé de la Vuelta que ha ganado Nairo abrí con la cita de una entrevista de Andreu Buenafuente y Berto Romero y anoche vimos a Nairo con su “compi” Buenafuente entrevistado en el canal #0 de Movistar. Corporativo a más no poder.

A pesar de que la incomodidad no se estila entre el entrevistador y entrevistado en estas conversaciones, el rato que Nairo echó en el plató estuvo realmente entretenido y muestra lo que ha tenido que crecer este ciclista de tierno aspecto y amigable trato. El Nairo que llegó a España hace, espero no equivocarme, hace cuatro-cinco años, tenía fama de ser calladito, discreto e introvertido.

Hoy Nairo se planta en un plató, delante de un tipo que es sencillamente genial como Buenafuente, y no desentona, es más, bajo ese aspecto de apacible muchacho andino, que tiene 26 años porque lo pondrá en su DNI, porque su cara da más edad, se esconde un tipo que dio buenos titulares como el que destacó Nico Van Looy sobre el Tour y esa chica que siempre deseas y aún no has conquistado. Si eso le salió porque sí, bien, y si lo de los celos de su mujer a la bicicleta, también, entonces chapeau. No es sencillo que un ciclista, tan flaco, quemado por el sol y ojeroso, quede bien en cámara. Nairo creo que lo logró.

Nairo ha crecido en todos los sentidos estos años, en la forma de correr también, ha pasado de ser el primero en atacar casi siempre a medir cada pedalada, como si corriera atado con una cuerda imaginaria al coche de equipo, una cuerda que se estira en dirección contraria a la que avanza la carrera. Ya sabemos que en chez Unzue no son amigos de aventuras como las de Contador hacia Formigal, pero la brillantez que quita al ciclista esta forma de correr, con la sensación de poderío que transmite, también pesa en el aficionado.

No obstante, y a pesar de todo lo dicho anteriormente, mucho nos tememos que Nairo, y otros tantos, son conscientes de que más vale estar en Movistar que en otros lares. La vida fuera del equipo telefónico puede ser dura, hace frío ahí fuera. Ejemplos tenemos alguno y el más obvio el de Rui Costa que emprendió el vuelo hacia el Lampre, donde es líder, jefe, alfa y omega, pero donde no ha vuelto a dar el tono que sí ofreció con el equipo de raíz navarra.

Imagen tomada de Youtube

INFO

Conoce los destinos Hoteles RH que pisó la Vuelta a España

Publicidad

Deja un comentario