Connect with us

¿Ganará Nairo algún día el Tour?

Tour- Nairo Quintana JoanSeguidor

Opinión ciclista

¿Ganará Nairo algún día el Tour?

¿Ganará Nairo algún día el Tour?

Tiempo de lectura:2 Minutos

Se hace muy complicado imaginar a Nairo Quintana de amarillo en París

 

Antes de que se ponga de uñas toda la hinchada de Nairo y del ciclismo colombiano, por defecto, recordemos que en su día nos preguntaos si era era realista que Alberto Contador optara al Tour.

Y llegamos a la conclusión que ni en sueños.

Eso nos los cuestionamos a dos temporadas de su retirada, y la grande francesa ya había salido de su radar.

Mucho más joven y con más opciones por delante, llevamos día dándole vueltas a la suerte futura de Nairo Quitana en el Tour.

Porque las sensaciones son similares a las que un día tuvimos con el mentado Contador.

 

El Tour 2018, punto de inflexión para Nairo

El año pasado Nairo tuvo coartada.

Fue a por el doblete que nadie logra -Contador, Froome y Dumoulin no han podido tampoco- cuando ni siquiera había ganado el Tour y fracasó en el intento.

Fue segundo en el Giro y navegó desconocido en el Tour.

Entonces Nairo mostró las garras cada vez que le preguntaban: que si competía mucho, que si la exigencia era máxima…

…y tuvo el beneplácito a sus demandas.

Nairo ha tenido el año perfecto, sin competir, sin presión, en casa, alejado de todo, centrado en el Tour y sus servidumbres.

Pero fue pisar Francia y disolverse como un azucarillo.

Desde el primer día fue el más descolgado de los favoritos.

Fue a causa de romper sus ruedas, pero en el Tour, sobre todo en la primera semana, el factor suerte es capital.

Nairo no tuvo suerte en el inicio del Tour, pero salvó los muebles con una etapa perfecta en el pavé.

Lo que era la antesala de su explosión final, se convirtió en una pesadilla.

Cada subida decisiva retrataba un ciclista sin duende, y casi sin fe.

La etapa que ganó fue un premio, pero menor, mucho más pequeño de lo esperado.

Porque curiosamente Nairo tiene más podios, tres, que etapas, dos, en el Tour.

 

  

Con una campaña volcada en un Tour que ha acabado en fracaso, Nairo ve como su progresión en la mejor carrera sigue camino contrario al normal: segundo, segundo, tercero, fuera del top ten y top ten.

Con esta estadística ¿cabría la posibilidad de recalibrar las opciones de Nairo?

Es no cabe otra pregunta.

Aunque hablamos de un ciclista de 28 años, lo cierto que es la madurez, el techo que veíamos lejos hace un tiempo, parece haber llegado a un corredor, por otro lado garante de un palmarés excepcional.

Pero de ahí a verle ganar el Tour va un trecho.

Ahora le viene una Vuelta que le puede resultar: con Landa tocado por la caída y un Valverde que creo concentrado en el Mundial.

Nairo ha pasado de ser el ciclista de uno o dos ataques, a quedarse en cuanto el árbol de los mejores se menea.

Y así es complicado aspirar a algo, porque no es una historia de un día.

Incluso en el ciclismo actual, en el que las cronos son anécdota, sobre todo en el Tour.

El año pasado Tom Dumoulin le retrató en la montaña del Giro, esta vez en el Tour nunca estuvo en la puja.

Quizá, en lugar de insistir en un imposible, le iría bien abrir ciertas miras.

Como otros muchos han demostrado hay vida y se puede ser grande más allá del Tour.

INFP

El maillot de Movistar, llevar un pedacito de cielo por encima. 

Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Opinión ciclista

Patrocinado

Inicio