Connect with us

Nairo se gusta de azul

Opinión ciclista

Nairo se gusta de azul

Acabarán poniendo bustos colombianos en la cima del Terminillo. Hace un cuarto de siglo ganó en la emblemática cima de los Apeninos nada menos que un jardinerito, un tal Luis Herrara, Lucho en su apasionada tierra, en ese primer Giro de Italia que ganó Miguel Indurain, el campeón que dejaba hacer. Lucía Lucho en esos días los colores blancos y rosados del Postobón, el equipo que es cabeza de playa en el nuevo desembarco colombiano en la vieja Europa que un día fue suya y que en la actualidad cada vez se rinde más a sus esencias.

En el Terminillo ganó hace dos años, poniendo a pruebas las calidades de las prendas Endura, Nairo Quintana bajo una tormenta de nieve que incluso dificultaba su reconocimiento. En el Termininillo ha ganado este sábado de marzo que bien parece de mayo, Nairo, nuevamente, bajo un cielo azul, con paredes de nieve a los lados, pero con un tiempo que anuncia la inminente primavera.

La etapa clave de la Tirreno, que el año pasado fue suspendida y dio en bandeja la victoria a Greg Avermaet, ha sido eso, clave. Nairo no es nombre de grandes palabras, no quiere los mejores titulares, ni siquiera genera el carisma que muchos le cuestionan, sin embargo es un tipo de un solo ataque. Cuando Nairo ataca, se acabó la historia. Cuando Nairo ataca, abre hueco de esa forma sutil y casi imperceptible, y logra brecha definitiva, es muy complicado que esto se le escape. Eso ha pasado en el Terminillo.

La jornada importante de un Tirreno ha demostrado una cosa: que Geraint Thomas es un ciclista enorme, casi tanto como el talento que hace tanto tiempo que le atribuimos, que le habría cantado una suerte muy difernete de no haberse evaporado la rueda de Gianni Moscon en la crono por equipos y que busca la forma de reivindicarse en comunión con Mikel Landa. con quien está condenado a entenderse si su equipo quiere romper el techo de cristal que tiene en toda carrera que no sea el Tour.

Geraint está en forma, se sale y se le ve firme al frente de la carrera. Una muestra de que este corredor crece y se lo cree, no obstante este Geraint demostró estar un peldaño de Nairo, el ciclista que ambiciona el doblete Giro-Tour sin haber ganado aún en Francia y que está fuerte en marzo. ¿Demasiado pronto? entiendo que sí, aunque maestros tiene la iglesia y supongo que en chez Unzue, poco dados a las exhibiciones prescindibles, sabrán bien lo que hacen.

Imagen tomada de @TirrenAdriatico

INFO

Asegúrate de que tu bicicleta llega al destinoy en buen estado

Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Opinión ciclista

Inicio