Nibali es el hombre de los finales felices

0
6
vistas

Aunque en apariencia no lo apreciemos, quizá sí en esencia, la temporada 2015 de Vincenzo Nibali ha guardado muchas similitudes con la anterior. No ha ganado el Tour, diréis muchos, pero al siciliano se le ha dado la campaña de forma muy similar a la anterior, tras un deambular gris, plagado de dudas y no pocas críticas, al final ha conseguido enmendar el camino y sacar algo en claro. El año pasado ganó el Tour, éste su primer monumento, que no es moco de pavo.

Estaba, se ve, cuentan, hablador Vincenzo Nibali en la rueda de prensa de Il Lombardia, el nombre que le han puesto, desafortunado a todas luces, a la gran clásica de otoño, en vez de Giro de Lombardía, que un día se corría en sábado y no en domingo, porque el último día de la semana, los corredores venían a despedir la temporada a nuestra querida Escalada a Montjuïc.

Estaba también dicharachero Nibali, como digo, en la rueda posterior a la carrera. No era para menos, su palmarés no será el más extenso de cuantos podamos sondear, pero incorpora tantas y tan buenas perlas que es para sentirse satisfecho. Tal era su estado de euforia que no dudó en decir que su vergonzante expulsion de la Vuelta fue una buena noticia, pues le espoleó hacia este final de campaña en el que ha logrado varios triunfos.

Aunque en lo personal esa salida de la carrera hispana le fuera bien, sinceramente la misma fue un flaquísimo favor al deporte que le emplea, pues de su acción se deducen muchas cosas de lo que pasa en las tripas del ciclismo y no todas buenas.

Sea como fuere a Nibali se le ha vuelto a arreglar la campaña en el momento de sonar la campana. Si miráis cómo le fue el año pasado llegó casi desahuciado al Tour, lejos de las apuestas por Froome-Contador y aunque la bajas influyeron su triunfo fue incontestable. Esta vez la redención la ha encontrado en Lombardía, al otro lado de su Sicilia natal.

La victoria de Nibali, su forma de correr, de buscar el triunfo es una enorme noticia, porque recuperamos el corredor que no especulaba de antes de ganar el Tour. Me refiero al Nibali de 2013 y años anteriores, que no iba a los monumentos a ver si sonaba la flauta si no que ponía toda la carne en el asador, y probaba hasta la saciedad. El año que viene no quiere estar en el Tour, porque hay vida más allá de Francia, y no en vano antes de ganar Lombardía ya coqueteó con San Remo y Lieja…

INFO

Te presentamos Tuvalum, material de primera calidad a precios de segunda mano, con garantía de que no te den gato por liebre…

Deja un comentario