Connect with us

Nibali siempre lo ha tenido claro

Ciclistas

Nibali siempre lo ha tenido claro

Santa Fixie LDB

En las jornadas previas al Tour de 2015 manoseamos mucho ese término de “big 4” para referirnos a la terna de grandes favoritos a aquella edición: el ganador vigente, Nibali, el máximo favorito, Froome, el doble vencedor, Contador, y el ciclista con aspiraciones, Nairo. Eran los cuatro puntos de un cuadrado difícilmente repetible en la historia, que cuatro ciclistas aparecieran tan igualados en las apuestas de una grande como el Tour es algo que se dio o se dará pocas, muy pocas veces.

De esa corona de cuatro puntas, se descolgó rápido Vincenzo Nibali, el ciclista más inclasificable de todos, no escala como Nairo, ni tiene la pegada de Alberto ni la polivalencia de Froome. Todo eso lo suple con carisma y omnipresencia en la carretera, escarbando en el recorrido, siendo un auténtico estratega, mucho mejor que los otros tres juntos, y sacando petróleo de allí donde otros no pueden encontrarlo.

Yo creo que Nibali renunció a volver a ganar el Tour el mismo día que pisó de amarillo París. Se sabe inferior a sus tres grandes rivales, y además sabe que poco a poco, alguno más se unirá a la terna, por ejemplo Romain Bardet, que llama con insistencia a las puertas del selecto club.

Por eso Nibali emprendió un plan B. Desde pronto vio que el mentado Tour de 2015 no sería suyo y corrió a por la etapa que al final se llevó a casa. Estrenó su currículo de monumentos en Lombardia y centró el tiro en lo que le interesa y ve factible, y eso es el Giro y los Juegos, en el año que nos ocupa.

Corrió el Giro a la contra toda la carrera, pero lejos de desistir, tal y como había hecho otras veces no cesó el acoso al líder hasta que este falló. Como con Froome en la Tirreno de 2013, como con Wiggins en el Giro de unos meses después. Y eso lo hace bien no, lo siguiente. Nibali se ha hecho grande así, a su manera, corriendo cosas que no son el Tour pero dan envergadura y prestigio. Es un ganador de tres grandes vueltas en activo y eso sólo él y Contador lo pueden decir.

Muchos dicen que el Tour que ganó fue porque otros no estuvieron, craso error, ganar el Tour es siempre complicado, esté quien esté. Sus dos grandes rivales se cayeron del pronóstico porque abandonaron por sendas caídas, y en eso no hay vuelta de hoja. Nibali acopló esa carrera a un palmarés ya interesante y ahora presume de un historial de auténtico lujo, de excepción, el mejor de un ciclista italiano desde el malogrado Pantani, con todo lo que éste implicó, y más destacado que el de otros que dijeron de él ser un buen corredor, pero no un campeón, como el caso de Francesco Moser.

Berria Junio

Y mientras el Bahrain completa su plantilla y busca los puntos en ciclistas que habían anunciado su retirada, Nibali dice que quiere estar en el Giro, la carrera 100 de la historia de la corsa rosa, la carrera que seguro vestirá aun más ese palmarés de excepción. Decir que vas al Giro significa, casi automáticamente, renunciar al Tour porque como ya hemos visto, cuando Nairo, Froome y compañía se pone a repartir, rara vez aguanta el ciclista siciliano que si una cosa tiene clara, es que por otros caminos también se alcanza la gloria que sólo el Tour parece darte.

Imagen tomada del FB del Giro de Italia

INFO

La bici donde quieras sin cargar con ella, prueba Nacex Promo

Endura LDB Summer 2019
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Ciclistas

Facebook

Lo más popular

Categorías

Inicio