Yo no echaré de menos a Contador

0
1743
vistas
Contador dice que se retira del cicismo

Ya está. Como un calambre que recorre las redes prendió el mensaje de Alberto Contador. Es su segundo anuncio de retirada en dos o tres años creo. Esta vez, por eso, creo que no hay vuelta, nunca mejor dicho, atrás. Cuando la tercera grande de la campaña arribe a Madrid, pondrá punto y final.

¿Lo hará si gana?

De cualquiera de las maneras, echarle de menos, pues sinceramente, ni mucho ni poco, porque a ciertas edades has visto ya pasar unos cuantos, como marca la ley de vida, por el pedestal.

Dentro de un tiempo situaremos a Contador en la historia, ignorar que es un grande sería de necios, como defender a ultranza sus virtudes, y hacerlo hasta rozar la ceguera.

Contador es, lo hemos dicho, el mejor ciclista de tres semanas de su generación, sólo Froome de proseguir este ciclo podría igualársele.

Cuando hablamos de Contador, debemos tener en cuenta que al mencionar algunos grandes de la actualidad no llevan ni la mitad del madrileño a la misma edad. Contador ha sobrevivido al tiempo y los tiempos, dejaremos para otro momento si era mejor o peor antes de la sanción, yo creo que lo primero, porque ahora cabe quedarse con el momento.

Contador se va, dice en un vídeo sobreactuado y densamente gesticulado, convencido y habiéndolo pensado mucho. Que lo haya pensado mucho no sé, pero que lo ha hecho deprisa sí, pues no hace mucho lamentaba las caídas que le quitaron de la lucha por la general del Tour que quería ganar ocho años después del último y segundo en su cuenta.

Contador se va porque ya no ve margen, no sé si antes lo veía, o si sencillamente mantenía con aliento el hilo de incondicionalidad de su parroquia, la misma que alaba su valentía, su arrojo y el premio del espectáculo por bandera.

Si a Contador le motivara lo que la gente le dice por la calle y en las salidas de las etapas debería seguir cien años, pero protagonizar la épica no le resulta, porque él quiere ganar, y ha visto, en este Tour con mayor nitidez que nunca, que ni uno ni dos ni tres, le han dejado atrás varios ciclistas. Si en un Tour sin Nairo, Nibali, Porte y Valverde delante ha quedado tan atrás ¿qué habría de pasarle con todos en liza?

La épica, el espectáculo que él dice, no le compensa. Esta campaña ha sido el espejo de esa realidad, cuando no ha sido Henao, Valverde,… o si no Froome, no ha tenido opción. Contador se ha dado contra un techo y no da más, porque no le queda más, y quizá con admitir la realidad de una persona que cumple años se hubiera evitado tanto rodeo para llegar a mismo puerto.

En su último ciclo las caídas han sido el mantra de sus males. Yo creo que el resultado no habría sido muy diferente de no haber terciado tanto percance. Entretanto sí que es cierto que las caídas le han ido bien para justificar lo injustificable. Yo siempre agradeceré a Contador haber transmitido la sensación de quedarse vacío en cada pedalada, algo que muchas estrellas no podrían decir, pero esa retórica…

Así con todo, se acaba su tiempo, le quedan tres semanas efectivas de competición para poner punto y a parte en el ciclismo. Ha sido un grande, eso nunca lo hemos puesto en duda, pero con matices, muchos, y la guerra montada en redes sobre su persona es el mejor termómetro de esa realidad.

Imagen de Trek-Segrafedo

INFO

Gravel by Rose Bikes

Publicidad

Deja un comentario