Connect with us

¿Por qué no engancha Chris Froome?

Chris Froome JoanSeguidor

Opinión ciclista

¿Por qué no engancha Chris Froome?

¿Por qué no engancha Chris Froome?

Tiempo de lectura:2 Minutos

Chris Froome es el campeón en el eterno ojo del huracán

Hay algo en Chris Froome que nos intriga, pero también nos entristece.

No hay nada que haga, por singular y extraordinario que sea, que le no merezca una crítica feroz, y muchas veces unánime.

Cruz – LEadboard2 Post

Y nos apena, porque en definitiva es el máximo exponente, la estrella más destacada del firmamento ciclista, mal que le pese a algunos.

Lo es por palmarés, por condiciones, por liderazgo.

El Giro fue un ejemplo.

Giro: Chris Froome vino a por esto

Chris Froome: contras

Muchos se escudan en su estilo, que justifica los comentarios mordaces.

Es feo, sí, poco elegante, pero el ciclismo está lleno de gente así, ciclistas que parecían morir y ganaban, o estaban cerca.

No todo se hace con guante de seda, ni estilo impecable.

Se rodea de un equipo que es decisivo en sus victorias, eso es obvio, aunque las piernas para seguir el tren del Sky hay que tenerlas.

Froome las tiene, como también tiene ángeles de la guarda en cada momento clave.

Si no está Poels, estuvo Nieve o Porte o Henao.

Su equipo es clave, y eso también le valen reproches.

Luego está el tiempo que le tocó vivir. El ciclismo que sucede al corredor que nunca corrió, Lance Armstrong.

Estaba escrito o no, era una premonición o no, pero el ciclismo que siguiera el ciclo de Armstrong estaría bajo la lupa.

Y Froome, como antes Contador, recoge esa herencia envenenada.

Luego están las sospechas, que si un motor en su Pinarello con sobrepeso, que si el ritmo cardiaco no varía, que si…

Está claro que sus cambios de ritmo son demenciales, y algunos como el del Ventoux nos dejan ojipláticos, pero también es cierto que el ciclismo es caldo de sospechas e insinuaciones que nadie lleva a donde conviene llevarlas.

Luego estuvo su positivo en la Vuelta, y lo que le ha competido este periodo.

Yo creo que no debería haberlo hecho, aunque sea legal, quizá no lo sea moral, porque en definitiva al revés él criticaría a otro en su situación.

Y es que el amigo Froome puso el listón del dopaje tan alto que ahora se ve pillado por su propia trampa.

Pero no olvidéis, si Froome compite es porque puede, porque lo suyo no está fallado y otros muchos se beneficiaron antes que él de situaciones similares.

Chris Froome: pros

Con Froome tenemos el campeón frío pero educado, que no levanta la voz, que no es estridente, que muestra, al menos en público, respeto por los rivales.

A Froome se le ve cercano y se le nota muy normal con su gente.

Es trabajador hasta la obsesión y su aspecto físico habla de lo espartano que debe ser en la mesa: caprichos cero en la comida.

Sobre la bicicleta va feo, pero es polivalente, es capaz de ganar una crono y al día siguiente estar disputando una cima a los grandes escaladores.

Todo esto la gente lo omite.

Chris Froome: ¿Leyenda?

Con todo ahora mismo pocos ven a Froome en clave de leyenda, pocos lo ven entre Indurain, Merckx y Anquetil. Hinault lo dejó claro

Bernard Hinault: nadie en está en disposición de dar lecciones

Incluso parece que ASO lo tiene marcado y no sé yo si podrá optar al quinto Tour en otras tantas semanas que quedan para que empiece el show.

Chris Froome es ahora mismo el mejor ciclista del mundo y no engancha, ni genera unanimidad, le ha tocado vivir el ciclismo heredero de los peores tiempos, ha llegado en el momento más inoportuno para dominar.

Aunque mucho me temo que Chris Froome será otro eslabón en el estigma que siempre arrastrarán loas campeones ciclistas.

Imagen tomada del FB de Giro d´ Italia

INFO

Estas vacaciones que Nacex te lleve la bici a destino

 

 

Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Opinión ciclista

Inicio