No hay derecho

0
4
vistas

Escribo desde el más absoluto desconocimiento de la legalidad, procedimientos y leyes. Escribo, no obstante, con el corazón, apretado de pena y rabia, a partes iguales, porque no hay derecho que tengamos que desayunar cada poco con la muerte de ciclistas en la carretera y las nulas consecuencias que de estos hechos se desprenden.

Como sabéis el fin de semana pasado en la provincia de Lleida dos ciclistas morían arrollados por un tipo que venía mamado y dormido, o al revés, que tanto monta. El accidente se llevó por delante a otros dos practicantes que corrieron mejor suerte que sus compañeros.

Publicidad

Días después, tomando un café en el bar de mi barrio amanece esta noticia frente a mí.

2

No seré yo quien justifique comportamientos incívicos de muchos ciclistas, que los hay, tanto en ciudad como en carretera, es más siempre he dicho que el colectivo no ha tenido muchas veces la dosis de autocrítica necesaria. Sin embargo desayunar con las familias, amigos y compañeros de estas dos personas en la mente y ver que la persona que lo ha provocado muestra arrepentimiento tras cometer la gravísima irresponsabilidad de conducir “tocado” y sale de rositas, por el momento, pero sale, es terrible y nos lleva a cuestionar qué tipo de justicia y ley ampara al ciclista y qué hay de verdad cuando nuestros políticos dicen que hay que coger la bicicleta porque contamina menos y da salud a quienes en el futuro podemos colapsar las urgencias de un hospital.

Si la ley ha sido aplicada como se debe, que entiendo que sí, lo siento pero no comulgo, no es de recibo, no es justo, no hay derecho. En ese conductor al margen de una terrible imprudencia hubo omisión de auxilio a personas en grave riesgo por su culpa. Sinceramente, no lo entiendo.

Deja un comentario