Que no nos toquen el ciclismo

1
6
vistas

No ha pasado ni el primer fin de semana del Tour que en el Diario As ya la han liado. Me sabe mal decirlo, porque, aunque para mí este medio siempre será el que sacó las intencionadas, y remuneradas, declaraciones de Jesús Manzano, no puedo tener queja de ellos, al contrario, algunos de sus profesionales han respondido excepcionalmente cuando lo he requerido, echándonos un capote con su excepcional archivo como testimonio y fuente de lo grandísimo que es este deporte llamado ciclismo.

En este atril de Prisa, escribe un tal Juan Mora, a quien tengo el gusto de no seguir, pero que cuando oigo algo de él es porque la unanimidad contra sus persona toma las redes y los mentideros. Ayer, con el regusto de una coca rellena y el saobrcillo de un café con dedo y medio de crema, me pusieron en copia en twitter sobre la ultima “hazaña” del mencionado “periodista”.

Mora habla de ciclismo a raíz de la caída de Contador en la primera etapa y podemos decir a ciencia cierta que en ese momento “subió el pan”. Pocas veces he visto tanta frivolidad en un escrito, por llamarlo algo. Junta letras para explicar que la auténtica hazaña del ciclismo estaría en que Contador siguiera en carrera, aunque por su cuerpo se sucedan los rasponazos y las heridas abiertas.

Para ello viene a decir que el ciclismo “no es tan fiero como lo pintan”, que todo es fruto de la mente de periodistas con sed de literatura, que exageran eso de la épica y la leyenda para dibujar algo muy alejando de la realidad. Los ciclistas corren sentados y pueden comer mientras lo hacen, esa es la empírica realidad que maneja el autor. Bien.

No tardó ni media jornada que saltó el colectivo al unísono, ciclistas, aficionados, otros periodistas a reírse a carcajada limpia ante tal exhibición de ignorancia y desconocimiento. Que no nos toque el ciclismo, vinieron a decirle en un ejercicio muy propio de nuestros días, los deportes que este señor ve por la tele encajado en su sofá o en la silla de redacción ya no se ven, se practican, se sufren y se maman, por eso muchos de los que le hablaron de tu al plumillas sabían de qué hablaban.

Mora demostró estar instalado en esos años en el que el deporte era solo pasivo, se veía por la tele y poco más, no ha evolucionado, no ha entendido nada y quizá por esa visión la prensa está como está, vendiendo chorreadas de futbolistas, en una caída libre sin visos de tocar suelo.

Imagen tomada de www.bikemontt.com

1 COMENTARIO

Deja un comentario