Connect with us

No podemos negar que el salto del Murias es ilusionante

Destacado

No podemos negar que el salto del Murias es ilusionante

Este es mi tercer año en Murias y el balance es bueno. No puede ser muy bueno pues me falta ese paso que tanto cuesta: tener algún resultado, pero ahora estoy contento conmigo mismo y creo que estoy dando un rendimiento acorde a lo que yo espero. Como digo me falta esa victoria a modo de guinda, pero solo puedo trabajar aún más duro y seguir así.

A Jon (Odriozola), el director, le conozco desde 2012. Le estoy muy agradecido por haberme dado la oportunidad de estar con él en Murias, ya tres años. Ha confiado en mí, este tiempo y a pesar de no haber cumplido las expectativas creadas sobre mi rendimiento en en un ilusionante 2014 con Euskadi, espero devolverle la confianza en lo que queda de año. 

La noticia del salto a profesionales del equipo es ilusionante. Es un trampolín para todos nosotros y yo estoy muy ilusionado con eso, de poder correr en la máxima categoría con una ikurriña en el hombro. Para mi, personalmente, sería un sueño pasar por los pirineos en el Tour con el equipo de casa y con nuestra afición animando. Puestos a pedir me veo ahí en medio en el Tourmalet.

No obstante me quedo sólo con eso, con el anuncio, de momento sólo pienso en hacerlo bien este año y si sale como debe, creo que todo vendrá rodado y espero tener hueco en el proyecto.

El anuncio como digo es ilusionante, pero puedo decir muy convencido que nunca he sido de los que les haya costado entrenar, ni hacer las cosas bien por convicción persona, pero que duda cabe que todo ayuda. Estoy muy contento tanto por nosotros, como por Jon, que lleva luchando por el equipo muchos años. 

El 2017 ha vuelto a confirmar lo que me acostumbra a pasar, que me cuesta empezar bien. En Valencia iba regular y tuve una caída. Ya en Murcia y Almería me encontraba mejor y creo que en Andalucía mi nivel era bueno, pero un dolor de rodilla me hizo parar. Nunca he tenido problemas de rodilla, creo que fue consecuencia de la caída en Valencia.
 
De nuevo en la brecha, poco a poco, en abril he ido mejorando, y desde el Tour de Bretagne, creo que el nivel está siendo alto. Me dio pena la Vuelta Madrid, en la que corrí enfermo y no pude mostrar ese nivel. Pero Castilla Leon, Plumelec y Boucles de l’Aulne han sido buenas carreras para mi.

Ahora voy al día. En principio, después de Beiras e Serra da Estrela hago Ruta del Sur y Campeonatos de España, ambos además, contrarreloj y ruta. Después descanso, y preparo en altura Ordizia, Getxo y la Volta a Portugal, aunque por el momento todo esto es provisional.

Hace ya unos años que me saqué mi carrera de ingeniería mecánica, y eso siempre lo tendré ahí. Meter los estudios en medio de mi trayectoria ciclista, al margen de darme una posible salida, me ha dado disciplina, aunque no he sido de estudiar mucho, sino de sacar el máximo a las dos o tres horas de estudio. Esa ha sido mi filosofía en la universidad y lo he logrado.

El ciclismo me atrapo hace nueve años, desde el 2008, y la verdad es que me encanta entrenar, me gusta la forma de vida sana y cuidarme. No te niego que a veces me gustaría cenar más fuera de casa, con los amigos. Pero las partes positivas son mucho más importantes en la balanza. 

Por Beñat Txoperena

Imagen tomada de Cassandra Donne-Photografies

INFO

En #LAROSABTT, las entrañas de Somiedo se abren al biker

Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Destacado

Inicio