Un nombre para Río: Tom Dumolin

0
6
vistas

Mil vueltas, muchos favoritos, cientos de cábalas, pero lo cierto es que campeón olímpico habrá uno. Si miramos atrás, tendremos la clave, la carrera de fondo de los Juegos Olímpicos es algo que no responde ni a la lógica ni a los pronósticos. Nunca gana un don nadie, pero quien lo hace, demuestra conjugar muchos factores: gran estado de forma, visión, estrategia, fuerzas y sobretodo SUERTE.

Obviamente fiarlo todo a la suerte es una moneda al aire, pero no deja de ser éste el factor que consideramos clave para tener un nombre de cuyo cuello cuelgue el oro este sábado a ultima hora de la tarde, hora española. De los campeones olímpicos profesionales, sólo Ullrich ganó apabullando en lo físico, y también porque corría con dos compañeros de equipo en el tramo final, Kloden y Vinokourov.

El resto ganó por circunstancias varias que hicieron valer en el momento clave. Pascal Richard y Paolo Bettini porque fueron siempre los más listos de la clase, Samuel porque se vio en un grupo donde era el más veloz y Vinokourov porque corría rodeado de auténticos juveniles, la forma en que gana a Uran demuestra que el kazajo era el único que tenía las cosas claras en ese momento y en ese grupo, grupo en el que iban algo despistados Valverde y Luisle, tras un ímprobo trabajo de Castroviejo.

Se ha hablado mucho del circuito de Río, del desnivel que acumula y su dureza. Es obvio que aqui no ganara un cualquiera, aunque solo sea por el propio peso del paso de las vueltas y la dureza grabada en las piernas. Sin embargo, toda esa dureza tiene un gran pero, el tramo llano final, una auténtica pesadilla para muchos de los favoritos, entre ellos Philippe Gilbert y Alejandro Valverde, que tienen cierto resquemor a rodar solos en circunstancias similares.

Yo tengo un nombre entre ceja y ceja, que si las cosas van bien y ha recuperado el tono tras su accidente del Tour, puede hacer historia con mayúsculas, es Tom Dumolin, un ciclista que tiene aquí un recorrido perfecto para sus características, pues la dureza que se acumula al final se adapta a sus condiciones de diésel, justo cuando los escaladores que más daño le pueden hacer pierden chispa. . En caso coronar delante o algo destacado, en el posterior llano, ya lo han visto. Si el neerlandés no acusa la fractura de muñeca del Tour, es el hombre a batir, y si lo es en la ruta imaginaros para el fondo.

Ojo, esto se escribe a unas 24 horas de la carrera, con la duda de su muñeca en ciernes, sin saber de su estado real y sin tener claro si nos está haciendo un “Contador” en toda regla…

INFO

LA RETROVISOR es una marcha cicloturista de bicicletas clásicas no competitiva, sin tiempos, sin clasificaciones, sin prisas, con pausas para hablar y comentar vivencias, disfrutar del entorno y divertirnos con lo que nos apasiona, “El Ciclismo”.
Es el momento de buscar en el trastero, en el desván o de hacer memoria de en donde está la bicicleta de nuestra juventud, la del padre o el abuelo, para quitarle el polvo y ponerla a punto dejándola reluciente como estuvo antaño.
Participarán vehículos clásicos que darán más ambiente a la prueba.
La Retrovisor, con una distancia de 60 kms y sin grandes dificultades, es una marcha accesible, sin necesidad de estar en un gran estado de forma.
Desde el 1 de agosto al 4 de septiembre, permanecerán abiertas las inscripciones.
La salida se dará en Valdecilla – Medio Cudeyo (Cantabria) a las 10:00 horas el Domingo 11 de Septiembre de 2016 y la llegada en el mismo lugar.

Más información: http://www.laretrovisor.com/

Deja un comentario