Connect with us

El nueve del Giro

Destacado

El nueve del Giro

Tiempo de lectura:3 Minutos

Excelente, una nómina excelente trae este año el Giro de Italia, el número cien y no sé si será por ese número, pero desde luego que la corsa rosa tiene muchos argumentos, nombres y apellidos para ser seguida con atencion durante las próximas semanas.

Por ser el vigente ganador, el dorsal número uno, dos veces triunfado aquí, y cuatro de grandes vueltas, por ser un corredor indescifrable, que gana vueltas en el sprint final, en pequeños cortes, Vincenzo Nibali debe encabezar el pronóstico, incluso siendo ese ciclista que anda lejos de cuando dominó el Tour, hace tres años, porque cuando no le da el físico, este siciliano coge el mapa, sondea el itinerario, hurga en el recorrido y sabe buscarte las vueltas para que, en un momento dado, las cosas den un tumbo y caigan de su lado. Por todo Nibali es la niña de los ojos de este Giro.

Un Giro en el que no estará con él, su querido y fiel escudero Tanel Kangert, supongo que ajeno al 99% de los pronósticos, pero atractivo a los ojos de este mal anillado cuaderno, por tratarse de uno de los mejores gregarios de los últimos Giros que llega ahora en calidad de líder de un equipo, el celeste Astana, muy mermado por la horrible pérdida de Michele Scarponi y la baja de Fabio Aru, un tipo que debe estar muy jodido viendo como la carrera saldrá de su isla sin él en la contienda.

Y siguiendo con outsiders, nos emociona la baza de Bob Jungels, sexto y mejor joven hace un año con un recorrido interesante para él y un año más de experiencia en el zurrón. Se prevé un Giro clave para la perla luxemburguesa que puede domar su suerte futura si aqui le van bien las cosas, algo similar que ocurre con ese excelente contrarrelojista australiano que se llama Rohan Dennins, quien hace un tiempo dijo querer emprender un camino similar al de Wiggins, de la pista a aspirar al Tour, y que en este Giro llega con galones, más que nada porque el amigo Van Garderen no despierta.

Volviendo al panel fuerte de favoritos, damos un salto y nos quedamos en el segundo peldaño, alegrándonos que Thibaut Pinot se haya decantado por el Giro, consciente que en el Tour ha caído en un bucle difícil de sortear. Se puede ser grande si estar en Francia en julio y Pinot nos lo puede demostrar, la anarquía que reina en el Giro es más sencilla de gestionar desde su indescifrable forma de correr y entender este circo. Va bien contra el crono y escala a las mil maravillas, para mí es el tapado de esta carrera.

Pues Pinot está eclipsado por grandes nombres, y entre ellos, el de Nairo Quintana, que si tuviera que jugar mi dinero se llevaría casi toda mi apuesta. El colombiano está en capilla de algo que veo muy complicado que realice, Giro + Tour casi veinte años después que Pantani, sin embargo en Italia creo que tendrá chance: conoce la carrera, la ha ganado, banderín del Stelvio incluido, y el recorrido le va bien. Otra cosa es el Tour, donde Froome, si está como otras veces, no va a dejar ni las migas.

Si alguien puede evitar que Nairo haga de la carrera un paseo sobre alfombra rosa es Mikel Landa. Sólo con que esté como hace dos años, sería un duelo de altura, rayando el cielo del ciclismo y propinando grandes momentos, ahora bien, el alavés es tal y como lo pintan: una caja de sorpresas que esconde más que enseña y que ni siguiera en su equipo se atreven a fiarlo todo a él, por eso la entrada de Geraint Thomas, como segundo o primero de abordo, quién sabe lo que dirá la carretera y el gerol con el que se levante Landa en los dias importantes.

Tendremos la lupa sobre Adam Yates en la grande que debe confirmar el maillot blanco del Tour y un resquicio de nuestro corazoncito en Steven Kruijswijk, para mí sin duda el protagonista del momento ciclista del pasado año, cuando cayó contra una nevera helada del Agnelo por trazar inseguro en un descenso en el que Nibali demostró el porqué de su fama. No creo que el holandés gane, pero ojo, porque puede ser actor importante y hacer que otro pierda. Me apena ver que sólo brilla en el Giro, como un Hesjedal cualquiera, pero a día de hoy lo situaría en el escalón alto de la gente con opciones a hacer algo importante.

Ahora sentados, cómodos y adelante, porque la carrera más bonita del planeta celebra 100 ediciones, una cosa que pasa una vez en la vida y que seguro que forrarán la bota de rosa y fiesta, siguiendo los pasos de Garibaldi y los suyos cuando cogieron hace 156 años aquella suma de estados independientes para dar forma a lo que hoy llamamos Italia.

Imágenes tomadas del FB de Giro de Italia

INFO

Ya conoces la nueva APP de Bkool???

Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Destacado

Patrocinado

Inicio