Nunca duden de Froome

0
6
vistas

Salvado el primer tercio de la Vuelta, una cosa queda clara: Chris Froome, el ganador vigente del Tour, está en la pomada. Hubo muchas charlas, chanzas, dudas, argumentos sesgados, todo tipo de lindezas, bromas sobre los ingleses haciendo turismo en España, pero Froome está ahí, presto, dispuesto porque es un profesional como la copa del un pino, un ciclista de calidad inmensa y un tipo que merece el cariño que por ejemplo le negaron en el último Tour donde fue poco más que un muñeco sujeto al capricho de los especuladores.

Quizá como muchos dicen, la maquinita un día pite, algunos cruzan los dedos para así sea, dentro de unos años, quizá pite mañana, con esa retahíla estamos siempre inmersos, pero hasta entonces, merece el cariño y respeto que él muestra por una carrera que este año especialmente no está dando su mejor versión. Froome ya ha sido dos veces segundo: en 2011 a causa de la miopía de su equipo que lo subordinó a Wiggins y el año pasado porque Contador fue superior.

1

La primera semana de Froome ha sido variopinta pero ha salido vivo. Si en La Alpujarra se las vio y deseó para salir adelante, en la cumbre alicantina, con el Cabo de la Nao cerrando el horizonte, hizo eso que tantas veces ha hecho, dejar hacer, “laisser faire”, para remachar. Siempre igual, siempre con ese estilo que no sabes si muere en el intento o si le queda gas, escondido, oculto.

Sea como fuere la carrera de los rivales de Froome es una carrera contra el tiempo porque la crono de Burgos, ese punto de cordura en el recorrido deshilachado y desordenado, juega a su favor. Está ahí por expreso deseo hace un año, se la pidió a Guillén, éste se la ha dispuesto y Froome no faltó a su palabra.

Andorra marcará la suerte de un corredor que en la puerta de los treinta está, no olvidemos, ante un reto nuevo para él: dos grandes vueltas en un mismo año. No es sencillo un doblete, como se demuestra y aquí han venido buena parte de los mejores. Veremos si el cuerpo le responde.

Imagen de David García

Deja un comentario