Connect with us

Objetivos ciclistas: ¿Cuál es el vuestro?

Opinión ciclista

Objetivos ciclistas: ¿Cuál es el vuestro?

Objetivos ciclistas: ¿Cuál es el vuestro?

Tiempo de lectura:3 Minutos

Todo año empieza con varios objetivos ciclistas marcados en el calendario

Que levante la mano quién de vosotros, amigos cicloturistas, no se ha acordado de la bici, ni que haya sido por un pequeño instante, en vuestro brindis de las doce campanadas, para desearos a vosotros mismos una feliz temporada, que podáis hacer oro en esa marcha tan exigente o escaléis, por fin, ese puerto tan duro al que le tenéis tantas ganas.

Si es que somos así.

Seguro que habréis salido el día de Año Nuevo.

Todos los ciclistas tienes sus objetivos.

Formáis parte de esa “gente extraña” que se junta, como en un rito de iniciación, para montar en bici un uno de enero a las ocho de la mañana.

Habréis puesto el cuentakilómetros a cero y empezado el año pedaleando.

Qué manía tenemos de poner el contador a cero cada inicio de año ¿verdad? Y empezar a acumular kilómetros para llegar a esa fecha marcada en rojo en el calendario con 4 ó 5 mil km en las piernas (¿tantos?).

Una vez me dijo mi cuñado que por qué contábamos los kilómetros desde el 1 de enero.

Me decía, no sin razón, que si todo lo acumulado el año anterior, y el otro, y el otro… no contaban.

Y es cierto.

Bueno, es un ritual como otro cualquiera ¿no os parece?

Y es que, en breve, estaremos a principios de una nueva e ilusionante temporada cicloturista.

¡Qué ganas de salir! ¿Verdad?

Habrá ganas de pedalear, muchas.

Muchos empezaréis a a rodar el primer fin de semana de febrero -coincidiendo con el inicio de la temporada pro en Europa-, con vuestros respectivos clubes, dando el pistoletazo de salida al calendario anual del campeonato de excursionismo.

Los menos madrugadores lo harán el primer sábado, o domingo, del próximo mes de marzo.

Las marchas empezarán a calentar motores y en vuestras agendas ya iréis señalando en rojo esas fechas ineludibles que os habréis marcado como objetivo: una exigente prueba, una ruta inolvidable, un stage preocupándoos sólo de dar pedales o, simplemente, salir con vuestras bicis tranquilamente a disfrutar, sin exigiros demasiado, más allá de lo que os suponga seguir la rueda de vuestros amigos y compañeros de grupeta.

Todo valdrá y habrá tantos objetivos para la nueva temporada como integrantes del inmenso pelotón de cicloturistas que pedalean cada fin de semana por todos los rincones de este país y del que todos nosotros formamos parte. ¿No es así?

Objetivos ciclistas, de boca en boca

Y en el ambiente ciclista, en esas primeras salidas de la temporada, existirá una cuestión que flotará en el aire, que irá de boca en boca, y que nos iremos formulando entre nosotros, sin tregua, en nuestros primeros encuentros y charlas, en las que, con nuestra respuesta, dejaremos marcada en nuestro rostro la ilusión que tengamos con una gran sonrisa:

Y tú, ¿qué harás este año?

No digáis que no, ¿verdad?

Esta será la pregunta más repetida y que más se escuchará en nuestros corrillos ciclistas durante esos próximos días.

Al igual que muchos quieren averiguar qué van a correr los pro este año, que si el Giro, el Tour o la Vuelta, o si se van a centrar algunos más en las clásicas, pues nosotros, en nuestro pequeño gran mundo globero, hacemos lo mismo y nos interesamos por esos objetivos que se han marcado, con una X en el almanaque, nuestros compañeros de grupeta.

Y aquí cada uno responde lo que quiere, lo que desee o lo que pueda.

Los habrá sinceros… o no.

Algunos querrán esconder su “calendario” para no dar pistas a sus “rivales” (¿así estamos aún?).

Otros se lo tendrán que pensar (“sobre la marcha”) y quizás, los menos, querrán sorprendernos con alguna gran performance: un gran proyecto sobre ruedas, algo épico, mítico, aventurero o incluso extremo (qué manías tenemos -o tienen- algunos en hacerlo todo “Xtrem”, con desafíos al borde de lo sobrehumano).

También encontraremos los más chulillos, los que sólo saben salir a la carretera para picarse y ganar. Sobre todo ganar:

¿Ves mi rueda trasera? Sí, ¿no? Pues fíjate bien porque es lo único que vas a ver este año.

Bromas aparte -aunque haberlos, los hay (me refiero a los fantasmas)- entre todo este elenco de objetivos y deseos para el nuevo año, hemos querido fijarnos en tres tipos de personajes ciclistas, tan reconocidos por todos nosotros, que pedalean a nuestro lado, charrando por los codos, en silencio, chupando rueda, indicándonos el camino a seguir, que van sobrados o con el gancho, el que nunca entrena o va acoplado, que de todo hay en la viña del Señor.

 

Amigos y ciclistas

A estos tres amigos, según su palmarés o historial de digno o memorable currículum cicloturista, los vamos a identificar enseguida, ya sea por sus objetivos, su tipología o por su espíritu montando en bici.

Esos adorables ciclistas…

Por un lado tenemos a “el machaca”: cara curtida por el sol, lo que nos deja bien claro sus largas cabalgadas en bici, cuerpo de atleta, corazón de multideportista nato que igual le da por correr, nadar o pedalear, con la de carretera o con la BTT.

Cincuentañero y machaca, con una acusada y marcada personalidad que cautiva.

Amigo de sus amigos y que disfruta de la vida a tope haciendo deporte, que es su lema, su filosofía de vida.

Con total seguridad para muchos cicloturistas sus retos no tengan mucho sentido, pero para él “es la vida”.

Por otro, tenemos a “el devorador de kilómetros”, que no lo podemos confundir con el machaca, porque son dos tipos diferentes, primero porque suele ser un feliz jubilado que “tiene poco tiempo”, ya que está aprovechando para hacer lo que más le gusta, que es montar en bici, “y eso lo requiere”.

El “devorador de kilómetros” no se parece en nada a “el machaca”: no compite, no está obsesionado con marcas, tiempos ni relojes.

Huye de las grandes marchas.

No quiere ni oír hablar de ellas. Dice que son “carreras encubiertas”.

Tampoco se pica y es un tío muy majo que sólo piensa en salir en bici y sumar kilómetros.

 Gravity by Gobik: El culotte definitivo con menos de 145 gramos de peso 

En tercer lugar, tenemos a “el tranqui”. Su estilo de vida ciclista no es el del “devorador” ni el de “el machaca”, ni mucho menos.

Es un cicloturista tranquilo, más sosegado, que se toma la bici de otra manera y que sobre todo saborea los kilómetros y no los devora, aunque eso no significa que por ese motivo no se esfuerce o se motive menos que los otros. Para nada.

Suele ser el más joven de los tres.

Y vosotros, ¿qué sois?

Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Opinión ciclista

Lo más popular

Categorías

Inicio