Overbooking en el Omega Pharma

0
53
vistas

Dicen que la virtud está en el medio. Tan malo es no llegar como incluso pasarse. Hay equipos en el pelotón, se cuentan con los dedos de la mano, y sobran falanges, que andan sobrados en recursos. Al BMC por ejemplo, le ha llegado Samuel Sánchez cuando sus bazas se cuentan por varias en cada una de las facetas que se impongan. Similar lectura le vale al Team Sky, con hombres para todos los menesteres, si bien su vertiente de clásicas no carbura. Pero creo que no hay nada comparable al Omega Pharma- Quick Step y lo que pueda vivir en la cercana campaña de clásicas que arranca en una semana. El cuadro es antológico.

No hay que anticiparse mucho en el tiempo para ver que en las huestes de Patrick Lefevere las cosas nunca han sido sencillas en la primavera. Hace veinte años este equipo se llamaba Mapei y en sus filas corrían cocos del tamaño de Johan Museeuw, Andre Taffi, Franco Ballerini y Gianluca Bortolami, entre otros. Todos ahí, en el mismo nueve. La rivalidad de puertas hacia dentro hizo que por ejemplo se viviera un dedazo en plena competición, aquella de 1996, cuando fugados Taffi, Bortolami y Museeuw, se decidió desde el coche que fuera éste último el ganador.

En 2008 y 2009 el entonces Quick Step a secas, también presentaba un plantel de enjundia. La alargada sombra de Tom Boonen abría y cerraba todas las miras. Tanto que pocos repararon que el segundo de abordo, un tal Stjin Devolder era tanto o más peligroso que su jefe. Mientras Pozzato, Cancellara y compañía marcaban a Tom, Devolder iba haciendo, y no fue poco, dos Flandes cayeron en su saco.

Para este año las huestes de Lefevere vienen cargadas. Tras una campaña para el olvido, parece que Tom Boonen, “fino filipino” en Qatar, vuelve a carburar. A priori, el mejor clasicómano –estadísticas en mano- de todos los tiempos en carreras sobre adoquín quiere reverdecer los laureles que hace dos temporadas le dieron un bagaje casi perfecto, pues de las grandes sólo le quedó por ganar la primera de la serie, la Het Nieuwsblad que le birlara Vanmarcke.

Pero Boonen no está solo y para la ocasión tiene sencillamente un equipazo transversal a los tiempos. Sólo así se puede calificar un grupo que integran Zdenek Stybar, Niki Terpstra y Stjin Vandenbergh para el adoquín. A ello añadamos la sensación de los albores de la campaña, el polaco Michal Kwiatkowski junto a Rigoberto Uran, Jan Bakelants y Thomas De Gent para el tramo valón de las clásicas.

Si este artículo lo firmara el apasionado y muy flamenco Nico Van Looy la rúbrica sería obvia, pues reclamaría una cámara en el interior del coche del Omega Pharma con recuadro perenne completando las retransmisiones flamencas. Si la primavera se prevé antológica –como siempre- desde ese coche resultará orgámisca. Quizá hasta a alguien se le ocurra hacerlo.

 

INFO

La Porra de las Clásicas de Primavera – mín. 5.000 euros en premios

Para muchos amantes de las carreras ciclistas, la primavera es la época ciclista más interesante de la temporada. Es en ella cuando se disputan carreras tan interesantes como Tour de Flandes, Paris-Roubaix y la Liège-Bastogne-Liège, que hacen permanecer pegados a la pantalla a muchos aficionados al ciclismo. Siguiendo la tradición, la apertura del periodo de clásicas se dará con el Omloop Het Nieuwsblad y la Kuurne-Brussels-Kuurne, el fin de semana del 01 al 02 de marcha. Estas dos semi-clásicas constituyen también el inicio de la Porra de las Clásicas de Primavera de Zweeler.com.

Al igual que en el 2013, cada participante deberá crear un equipo de 15 ciclistas ajustándose a un presupuesto determinado, que en la presente edición será de 130 millones de euros. Se le ha dado un valor a cada uno de los ciclistas, así por ejemplo, Philippe Gilbert costará 16.7 millones, Fabian Cancellara otros 32.1, Tom Boonen 25.3 y Peter Sagan 35 millones. Los ciclistas sumarán puntos si terminan entre los 25 primeros de un clásica o entre los 15 primeros de una semi-clásica. En total, la porra constará de catorce carreras.

Los costes de inscripción de la porra serán de 7 euros por equipo, de los cuales la mayoría irán destinados al reparto de premios. En Zweeler.com, los conocimientos deportivos se premios con dinero. Así, La Porra de las Clásicas de Primavera repartirá un mínimo de 5.000 euros en premios. El ganador final de la porra se llevará un primer premio de 500 euros, mientras que el décimo, por ejemplo, se llevará un total de 110 euros. Habrá un total de 46 premios para la clasificación general. Además, habrá premios para los 5 mejores equipos de cada carrera (35, 20, 15, 10 y 5 euros) y para las 5 mejores subligas (100, 50, 25, 15, 10 y 5 Euros). Cuantos más equipos se inscriban a la porra, más dinero irá destinado a los premios.

¡Clique aquí para registrarse inmediatamente!

Imágenes tomadas de www.drunkcyclist.com y www.flatnews.net