Pagar por ganar

0
7
vistas

En los últimos veinte años han habido dos mundiales que se han resuelto al sprint, cuando todos los pronósticos previos apuntaban a este desenlace. Es muy posible que el domingo en las tierras ganadas al mar de Doha se repita esa escena: un peloton masivo jugándose las preseas de la carrera más bonita del año sin que nada ni nadie puedan evitar el sprint final.

Uno de esos mundiales, el otro es el de Copenhague que ganó Cavendish, es el de hace catorce años en Zolder, una carrera más llana que la palma de una mano que acabó coronando a Mario Cipollini, la guinda a una carrera realmente magnífica en registros y triunfos. El ciclista de Lucca precisamente ha hablado en la previa de los mundiales de fondo y ha sorprendido por lo irreverente de sus declaraciones, pues puso sobre la mesa otro tema, que no es el mundial en sí y sí la otra carrera de un día más notable del año, la prueba de fondo de los Juegos.

Nibali tendría que haberle ofrecido dinero a Henao para no arriesgar tanto en el descenso

Así, plim, sin problema, sin pelos en la sin hueso, como si al ciclismo le hicieran falta estas cosas, como si este deporte no fuera sobrado de sospechas e historias raras, historias por cierto comunes a todos los deportes, pero que todos atribuyen al ciclismo con especial celo e insistencia.

Cipollini habla de costes, de primas, de lo que queda limpio al corredor y dice que “lo que debería haberle ofrecido a Henao era ridículo con la ganancia”. Con dos narices, es tal el conocimiento que exhibe el toscano que pone en solfa toda su trayectoria deportiva, marcada por el éxito abrumador, a veces con mejores formas, otras no tanto, y casi siempre con equipos que bloqueaban, literalmente, la carrera. “Il treno” rojo de Saeco marcó el camino de otros.

Cipollini es en la actualidad dueño de una marca de bicicletas que llevan su nombre, suponemos que el trapicheo formará parte de su cultura empresarial, lo mismo que distinguir entre clientes y otros, como hace con Henao, a quien “ganar el oro tampoco le hubiera supuesto mucho”. No sé qué pensará Henao, ni siquiera Uran, que fue batido por la mano por Vinokourov, otro sospechoso de hacer correr el dinero en grandes carreras, en los Juegos Olímpicos.

Es algo que siempre se ha hecho. No compras la victoria, sí la colaboración” añade. Con dos narices. Bien, perfecto. Si el COI tenía el ciclismo bajo la lupa sólo le falta saber y corroborar que eso que dicen las leyendas, los “Felipe González” del ciclismo, es cierto y encima en sus competiciones. Si alguien de esta mal llamada “familia ciclista” quiere echarse mierda sobre el tejado, que llame a Mario, que éste mostrará la contundencia que tenía para entrarle a las azafatas.

Imagen tomada de http://espanol.eurosport.com/

INFO

Ya está aquí el nuevo rodillo inteligente de B​kool​, el Bkool Go. La marca, líder en la gama de rodillos inteligentes, lanza un nuevo modelo que destaca por su calidad y su bajo precio. El Bkool Go es un rodillo que no sólo responde a las necesidades de la mayoría de aficionados al ciclismo, sino que además, se adapta a todo tipo de bolsillos. Capaz de simular pendientes de hasta un 8% gracias a sus 800W de potencia, este nuevo rodillo consigue trasladar a cada hogar las sensaciones de rodar en la carretera por sólo 345,99 €. También incluye tres meses de suscripción premium al simulador de ciclismo de Bkool.

Silencioso, plegable y ligero, con menos de 10 kg de peso, el nuevo Bkool Go es 100% compatible con todas las funcionalidades del simulador de ciclismo de Bkool. No importa el sistema o la bicicleta que utilices, el Bkool Go puede conectarse con dispositivos externos ANT+ y Bluetooth Smart y es compatible con todo tipo de bicicletas, incluidas las de montaña. Además, al igual que los anteriores modelos de la compañía, es fácil de montar y guardar, pensado para que el usuario sólo tenga que preocuparse por el tipo de entrenamiento que desee realizar cada día.

Podrás sentir en tus piernas la dureza al ascender Alpe D’huez o la inercia del descenso, participar en increíbles competiciones de velódromo apreciando el rebufo cada vez que te pones a rueda de un rival o realizar entrenamientos profesionales basados en zonas de potencia de forma automática, todo ello sin necesidad de salir de casa y a un precio muy económico.

Deja un comentario