¿Pagar por ver ciclismo?

0
237
vistas
Campeonatos de Catalunya de pista en BCN

¿Pagar por ver ciclismo?

¿Vosotros lo haríais?

El otro día se celebraron los Campeonatos de España de atletismo en un sitio que mucha gente ignora se vincula con el ciclismo. Hablo de una de las laderas de la montaña de Montjuïc, no lejos del Poble Espanyol, ni de la feria, me refiero al “archi conocido” por los barceloneses, estadio de Serrahima.

El lugar, que es muy popular entre los runners de la ciudad y sitio por donde creo que todos hemos pasado alguna vez con nuestro colegio, tuvo una sorda historia con el ciclismo, pues el ansiado velódromo barcelonés, querido y perseguido por el ciclismo catalán durante décadas, se proyectó hacer en ese emplazamiento, conocido muchos años atrás como la Cantera Safont.

El final el sitio se adjudicó al atletismo y el ciclismo en pista se fue al velódromo de Horta, donde se disputaron los Juegos de Barcelona, hace 25 años justos, siendo éste la primera infraestructura acabada de la cita de 1992.

Digo todo esto, porque esos Campeonatos de España de atletismo, que se dieron además por la tele, un lujo al que el ciclismo no está acostumbrado, tuvieron taquilla en su entrada. Creo que eran unos doce euros por entrar a ver el espectáculo. Una cantidad que, dado que estamos acostumbradísimos a no pagar por muchas cosas, sonó a insulto a algunos de los asistentes que se acercaron sin saber que había que pasar por caja. Asistentes que pagan un pastón por un diezmil y que valorar la calidad en los eventos en los que compiten

Lo cierto, os lo digo de verdad, es que me apena esta situación porque en España, en una carrera de ciclismo en pista llegar a cobrar entrada es una quimera, un sueño húmedo sin final feliz, que ni siquiera se plantea. Ni hablemos de ciclocross, ni planteemos la carretera.

Yo sé dicho así suena fuerte, ¿quién demonios pagaría por ver esto? Pues sencillo, en UK, en Australia, en Alemania, en Francia,… en muchos sitios se paga y gustosamente además. No hablaremos de la sofisticación de Bélgica, con sus sistema de palcos, carpas VIP y pie de pista, donde se sacan buenas taquillas de gente que va a pasar frío y un buen rato con los amigos a las campas ciclopedestres.

No hablaremos de todo ello, porque enrojecemos. Hubo, no sé cómo, un lapsus en la web del Ayuntamiento de Barcelona, que publicó que en Horta había unos Campeonatos de Catalunya de pista previo pago de unos euros, no sé si cinco o diez. Obviamente se trataba de un error. Ya hubo quien me pasó pantallazos.

Recuerdo hablar con Chema del Meta 2Mil que decía que se ponían páginas enteras en el diario con publicidad de los Campeonatos de España de pista, allá por inicios del nuevo milenio y que ni así se llenaba en Luig Puig, y eso que no era pagando.

¿Pagar por ver ciclismo?

El problema de fondo es que damos por amortizado que cobrar un día es una auténtica locura, un tiro en el pie, cuando quizá convendría saber qué diantres se hace más allá de los Pirineos para lograr que se saquen adelante estas citas, incluso hasta pagando, porque no debe tratarse de una tesina de final de ingeniería dar con la llave del éxito.

Mirad por ejemplo el caso de las series de seis días, un carrusel de carreras de todo tipo que rellenan el programa entre prueba y prueba de estrellas del peralte. Un negocio redondo con cenas en la pelousse, DJ, coronas para los ganadores y un ambiente que invita a olvidar la jornada laboral.

No sé, entiendo que no es sencillo, pero reformular las cosas, dejar de poner la mano al papá de “lo público” y mirar precisamente al público puede ser una de las tablas de mejora para las cosas, la forma de explicar porqué en Alemania, UK o Francia se hacen competiciones de base de auténtico nivel, de caché y con caché, resultando que son eventos perfectamente sostenibles y asumibles en lo económico.

O ellos son muy listos o nosotros muy tontos, o es que ya nos va bien la cultura de “mientras más gratuito mejor”.

INFO

Las gran fondo by Rose Bikes …

Publicidad

Deja un comentario