La primavera pasa página

1
9
vistas

Cuando Fabian Cancellara, magullado y con alguna fractura, dejó el Gran Premio E3, entrando a pie, descalzo, en un consultorio, estábamos asistiendo a historia, no sé si si pasada, pero historia al fin. Tanto Tom Boonen, quien me dijeron no descartar del todo para Flandes o Roubaix, como Fabian Cancellara están fuera, KO, al margen de la primavera.

Y esto es histórico porque al hablar del suizo y belga, lo hacemos de los dos ciclistas cuyas alternancia ha marcado los últimos diez años de historia de clásicas. Diez años en los que uno y otro han dominado, y si no lo han hecho ellos, siempre han tenido un compañero para hacerlo.

Tomen nota sólo tres ciclistas, sólo tres, salen de la órbita de esos dos gigantones si miramos el palmarés combinado de Flandes y Roubaix. Alessandro Ballan y Nick Nuyens ganaron Flandes y Van Summeren en Roubaix. El resto de triunfos fueron para Boonen y sus chicos, Terpstra y Devolder, o para Cancellara y su compi en los años de Saxo, Stuart O´ Grady.

De ahí la importancia de las imágenes de Cancellara entrando en un consultorio, triste, abatido, brazos caídos y con la sensación de que esta primavera acabó sin haber empezado casi. Una sensación acrecentada con la entrada triunfal de Geraint Thomas en la recta de Harelbeke toda vez había dado cuenta  de Stybar y Sagan en un perfecto ataque.

Dicen que este pequeño Tour de Flandes, alimentado por su categoria WT y sus incalificables publicidades, es mejor muchas veces que su hermano mayor. Desde luego la indiferencia no marca su desarrollo ni desenlace. E3 ha vuelvo a ser una carrera mayúscula disputada por tres grandes ciclistas con sino muy diferente y procedencia diversa.

Geraint Thomas, campeón olímpico de pista, excelente rodador que nunca escatima un relevo, una ayudita. Hoy armó el corte de lejos y ha dado con el sentido táctico que otras veces le faltó. Un 10 por todo, por competir así, por no ser cicatero, por buscar el triunfo a pesar de habérsele escapado tantas veces y todo eso con Wiggo amenazando su jerarquia en Roubaix.  El Team Sky parece tomarle la medida a la primavera.

Luego Stybar, doble campeón del mundo de ciclocross, un corredor superlativo que tiene un olfato como pocos. Thomas le ha ganado a pelo, porque si no el desenlace habría sido otro. El portador del maillot checo infunde miedo, que se lo digan a Peter Sagan, quien no da una a derechas, lo que le faltaba a su jefe. El que fuera biker se aproxima al núcleo duro de sus objetivos y no ofrece la cara que se le presume. El tiempo, su gran aliado hace unos años, es ahora su losa. El tiempo juega en contra de Sagan, y con ello va su crédito.

Imagen tomada roadcyclinguk.com

INFO 

dibujo4.bmp

Orbea comenzó haciendo armas en Eibar hace 175 años. Con el tiempo fabricó también carritos de niño y finalmente bicicletas, a partir de 1930. Desde entonces, su actividad se ha centrado en la fabricación de bicicletas, a lo que en la última década se le han unido cascos, ropa ciclista, mochilas, al margen de numerosos eventos en los que tratan de estar lo más cerca posible del apasionado ciclista.

Con motivo de esas 175 primaveras, y si Orbea te ha acompañado alguna vez en tu vida, puedes ponerte en contacto con ellos y enviarles alguna foto o contarles alguna historia. Es pieza puede completar la historia de Orbea y tú, formar parte de ella.

Hazlo en el mail [email protected]

Publicidad

1 COMENTARIO

Deja un comentario