Para las mamás ciclistas

0
2
vistas

Hace algunos días tuve una conversación con una madre que me decía que le encantaría poder ir en bici por nuestra ciudad y sin embargo le surgían mil problemas para poder hacerlo. Algunos motivos casi podían sonar a excusa, otros no tanto. Después de un rato hablando, llegamos a la conclusión de que hay algunas opciones para que este impedimento no sea tan grave. Supongo que también influyó mi persistencia por intentar convencerla.

La verdad es que, a parte de la posibilidad de poner una silla en su bici y comprar un casco para su hijo, le siguieron surgiendo otros problemas: Si al hecho de que ya es complicado a veces guardar una bicicleta en casa o en lugar seguro, le sumamos además una silla de niño, se complican aún más las cosas.

Si no tienes más remedio que dejar la bici a dormir en la calle, hay un par de consejos que te ayudarán a que te sea más fácil. En primer lugar invierte en un buen candado extra para las noches, cuando es más fácil que te roben la bici, y si consideras que es muy pesado, puedes dejarlo atado en el lugar donde sueles aparcar la bici. No es que sea muy apropiado desde el punto de vista estético, pero es muy práctico no tener que cargar el resto de día con él. Por otro lado en algunas ciudades como Barcelona hay parkings del ayuntamiento en los que puedes aparcar la bici pagando una cuota mensual que está por debajo de los 20€.

También te recomendamos que para que te sea más fácil montar a tu hijo en la silla pon un caballete a tu bici, tipo como el de las motos, que hará que la bici se aguante sola en posición vertical y no de medio lado. Si el problema es que tienes más de un niño, como el caso de nuestra amiga, hay bicicletas cargo que llevan incorporado un espacio para llevar paquetes o, en este caso, está para sentar niños. Cierto es que son complicadas de guardar en casa y más caras, también son menos atractivas para los ladrones. En este caso te recomendamos que lleven tres ruedas, por el tema de la estabilidad.

Siempre que puedas, es más agradecido para los niños estar por delante de ti: ven mejor el paisaje y puedes hablar mejor con ellos, a parte de que los ves en todo momento. Si el problema son los desniveles gracias a las bicis eléctricas se pueden salvar mejor. Al final los beneficios son muchos y el sacrificio no parece tanto, pues a parte de mejorar tu forma física, estás haciendo que tu hijo adquiera primeras nociones de equilibrio y de cómo se conduce una bicicleta, sobretodo si van entre el conductor y el manillar. Además normalizas su uso y el niño asimila la bicicleta como algo cotidiano., por lo tanto estarás creando un futuro ciclista.

Respecto al miedo a la seguridad que hay por parte de madres y padres, pensad que se puede minimizar, si escogéis bien una ruta segura hasta el colegio o las zonas por donde tenéis que moveros y por ultimo plantearos que probablemente tendréis muchos menos problemas de tráfico que llevándolos en coche o por otros medios de transporte. Además para los papis deportistas, esto también sirve de entrenamiento.

Desde Barceloneta Bikes

Imagen tomada de www.taringa.net

INFO

dibujo4.bmp-300x65

Orbea comenzó haciendo armas en Eibar hace 175 años. Con el tiempo fabricó también carritos de niño y finalmente bicicletas, a partir de 1930. Desde entonces, su actividad se ha centrado en la fabricación de bicicletas, a lo que en la última década se le han unido cascos, ropa ciclista, mochilas, al margen de numerosos eventos en los que tratan de estar lo más cerca posible del apasionado ciclista.

Con motivo de esas 175 primaveras, y si Orbea te ha acompañado alguna vez en tu vida, puedes ponerte en contacto con ellos y enviarles alguna foto o contarles alguna historia. Es pieza puede completar la historia de Orbea y tú, formar parte de ella.

Hazlo en el mail [email protected]