Connect with us

Deceuninck o Quick Step: los maestros del adoquín

Deceuninck Paris Roubaix JoanSeguidor

Opinión ciclista

Deceuninck o Quick Step: los maestros del adoquín

Deceuninck o Quick Step: los maestros del adoquín

Esta Roubaix del Deceuninck es otra más para los anales

Ayer cuando en el velódromo de Roubaix, Philippe Gilbert salía de a pista camino hacia el podio, Patrick Lefevere le esperaba el primero de una larga ristra de gente que quería saludar al campeón.

Entonces pensamos en ese director belga y todo lo que atesora, tras de sí.

Y nos acordamos de un artículo que escribimos hace unos años, a raíz de leer la historia del capo del Deceuninck en una revista francesa.

Endura Tour 2019

 

Permitidnos recuperar estos párrafos…

Patrick Lefevere no es un tipo cualquiera en el ciclismo actual, ni en el de hace veinte años. Sus quehaceres son arquetípicos en este deporte. Comparte rasgos con otro de los grandes directores de la historia, Cyrile Guimard. Ambos empezaron en el negocio pronto. Lefevere a los 24 años cuando era un ciclista en plena proyección con triunfos interesantes en su ultima campaña, una etapa de la Vuelta y la Kuurne, entre otros.

Endura LDB Summer 2019 – ROT

Pero Lefevere no quería ser segundón, ni siquiera la sombra de las no pocas estrelas que convivían con él. Merckx, De Vlaeminck, Van Impe,… mucha leña, mucho gallo para tan poco corral. Mejor ver la “corrida” desde el burladero, desde el coche. Y así se embarcó en proyectos y así vio como desde que empezó a trabajar mano a mano con Walter Godefroot y dirigir al propio De Vlaemink, fue creciendo poco a poco, con una ingente cantidad de estrellas, de padawan pasando por sus manos.

Lefevere convenció a Johan Museeuw para que preparara las llegadas a Mario Cipollini. Dirigió la orquesta del Mapei, a veces con riesgo de morir de éxito, como la vez que tuvo que dictar desde el coche y con tino el podio de la Roubaix de 1996. Si el patron Squinzi le dijo que llegaran Tafi, Museeuw y Bortolami al velódromo de Roubaix, Lefevere decidió el orden de llegada sin importarle los ruegos de Tafi, que tenía a su pareja a punto de dar a luz…

Con los años redimió a Richard Virenque, que se declaró limpio de todo lo que pasó en el Festina y con los años reunió otro equipo de grandísimos clasicómanos que suma y suman triunfos entre Flandes y Roubaix con Devolder, Boonen, Terpstra…

 

Son cuatro trazos largos sobre una vida vertida al ciclismo.

Ver a Patrick Lefevere ayer en Roubaix permitía rememorar lo mucho que lleva a cola este director, este equipo.

Son los maestros del adoquín, especialistas en domar la piedra con cantidad y calidad, con talento, mucho, pero también estrategias que, lo estamos viendo, son buenas.

 

Aúnan todo bajo un paraguas, mueven piezas, algunas quedan por el camino, por ejemplo el valiosísimo Keisse, pero ponen otras en su lugar y se hacen omnipresentes.

Se preguntaban antes de las «majors», antes de Flandes y Roubaix: ¿Cómo derrotar al Deceuninck?

Pregunta sencilla sobre el papel, pero de complicada respuesta.

 

Porque además de correr con una perfección engrasada en base a años de dominio, se hacen querer como un equipo con todos los matices.

Cualquier corredor del Deceunick cuando trabaja para un compañero sabe que llegado un día, los otros se entregarán por él con la misma incondicionalidad.

Philippe Gilbert cubrió a Terpstra el año pasado, como él le cubrió ayer Lampaert, como Gilbert ayudó al vigente campeón belga en A Través de Flandes, como Alaphilippe a Jungels en Lieja, como Schachmann a Alaphilippe en la Flecha, como Trentin a Gilbert en Flandes, como…

Podríamos estar hasta el infinito.

DT-Swiss 2019

Deceuninck – Quick-Step 700 Victories

Sunday's victory in Paris-Roubaix was the 700th of Deceuninck – Quick-Step! An historic achievement for which we want to thank to all the 156 riders that have sported our jersey, the amazing staff and sponsors, and the superb fans that continue to support us.Video: La Pédale

Publicada por Deceuninck – Quick-Step Cycling Team en Domingo, 14 de abril de 2019

Ya lo veis, entran y salen nombres, pero el espíritu es el mismo, y así continúan, alargando la leyenda de hace veinte años y más, cuando coparon el podio de Roubaix, cuando ganaban con los nombres más diversos y de todo calado.

Un equipo en el que brillan las grandes leyendas de Tom Boonen y Johan Museeuw, pero que ha premiado gregarios y les ha aupado al primer tramo del podio.

Devolder, Tafi, Lampaert… han ganado o pisado grandes podios

En Flandes, hace una semana, en una carrera en la que fueron a contrapié casi todo el día, Kasper Asgreen fue segundo.

No han sacado el pie del podio, ni siquiera en los días malos.

Suunto 5 –  Summer img1

 

Y en esta historia Gilbert ha granjeado también su suerte, poniéndose al servicio del colectivo, cuando se le ha pedido.

Ayer con Lampaert, estaba claro que iban a una, que uno u otro, en el momento que rompieran la cabeza, se cubrirían y llegarían hasta el final.

Philippe Gilbert y los antiguos

 

Cruz SQR

 

Primero, tercero, quinto y octavo: esas son las plazas de Roubaix que ocuparon los azules, dominio efectivo y real.

Cuando salen a una carrera como Roubaix sólo saben remar y sumar, remar y sumar.

Ocupan el tiro de cámara, lo llenan

Enfocan delante dos azules, bueno uno de ellos el tricolor belga, enfocan atrás, otros dos.

SQR – GORE
SQR-Gore2

 

Puede parece sencillo, pero no lo es, no es sólo cuestión de presupuesto, es gestión de personal y de no pocos egos.

Este equipo ha sobrevivido admirablemente a la retirada de un coco como Boonen y no contento con ello, querría tener en sus huestes el cuarto ciclista de la historia capaz de tener los cinco monumentos en su zurrón.

Imagen: ©Tim De Waele/ Getty Images

LDB_Berria 1024×140

Endura LDB Summer 2019
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Opinión ciclista

Facebook

Lo más popular

Categorías

Inicio