Paris-Tours: la carrera de los lebreles

La Paris-Tours ofrece velocidad, emoción y un final trepidante La París-Tours es una carrera triste. Ni siquiera está considerada como Monumento. No es la Milán-San Remo, con su mítico Poggio, ni la París-Roubaix, con sus legendarios sectores de pavés. Tampoco es la Liège-Bastogne-Lièga, con sus épicos y durísimos muros, y sin embargo, la París-Tours, es … Sigue leyendo Paris-Tours: la carrera de los lebreles