Connect with us

El paso de gigante de Albert Torres

Destacado

El paso de gigante de Albert Torres

La historia de la pista española tiene muchos capítulos, mejores, peores y para olvidar. A veces los problemas nos los generamos nosotros mismos, otras, vienen de fuera, imposiciones que no obedecen a cuestiones lógicas y sí a arbitrariedades de terceros. Hablo por ejemplo de aquel día que se recortó a cuchillo el programa olímpico, poniendo acento en la velocidad y en la igualdad de sexos, cosa que me pareció perfecto, pero que se hizo a costa de los fondistas, ciclistas como los de velocidad, que si bien pueden alternar la carretera en su actividad profesional, no dejan de ser garantes de excelentes carreras como eran las americanas, persecuciones y puntuaciones en los Juegos.

Esa decisión que lleva vigente dos ciclos olímpicos -Londres y Río- sigue adelante y aunque se haya incorporado el omnium, no ha habido concesiones a los fondistas, con escasas incorporaciones de pros venidos de la carretera y eso que lucen como los que más: Viviani, Gaviria, Cavendish, Wiggo, Meyer,…

Para el ciclismo español aquella decisión fue fatal. De haber sido retroactiva, no habrían existido ni Llaneras, ni Escobar, ni Galvez, ni Torrent,… En chicas Leire Olaberria quiso reconducir las cosas, buscó fortuna en el omnium, tuvo algún resultado interesante pero desistió. Ahora Albert Torres busca ese camino y va sacando la cabeza.

Viendo que la cuarteta no iba a ser lo que era, fuera de los Juegos de Río, que la americana, aunque espectacular, era un callejón sin salida olímpica, se centró en el omnium y en eso está. Campeón de Europa y bronce en el mundial de estos días, Torres ha demostrado tener cintura entre la excelente hornada de fondistas que tiene la pista española, siempre tan prolífica en estas modalidades.

Torres ha sido como el agua en las circunstancias que le han tocado vivir, y no sólo eso, ha sabido buscarle réditos a la nueva versión del omnium con cuatro carreras el mismo día, todas de táctica y visión, ninguna dirimida contra el reloj, otro aspecto que le va como anillo al dedo.

Habitual en los seis días, integrado en equipos del segundo escalón, el menorquín está labrando una trayectoria paralela a los grandes nombres del ciclismo español y opta a éxitos singulares dentro de este ciclismo al sur de los Pirineos. Torres iba con un saco de dudas y preguntas a Hong Kong y mira, viene con respuestas claras y certeras de que el omnium al final será un mal menor y es que en una disciplina, la pista, donde los resultados en carreras olímpicas lo son todo -a nivel de dinero, ayudas y demás- sacar una medalla aquí, como la de bronce de Torres, es un paso de gigante. Esperemos que no sea el último.

Imagen tomada de RFEC

INFO

Por qué el Bayren de Gandía es la casa del ciclista???

Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más en Destacado

Inicio