El peligro amanece por donde menos lo imaginas

0
4
vistas

Mirar este vídeo y la explicación de su autor, un buen amigo de este cuaderno desde su creación, David, más conocido como @Chicho2_0, que tiene la sana costumbre de ir en bici al curro.

Coger la bicicleta es por desgracia una auténtica lotería por culpa de cuatro energúmenos al volante. El coche parece salir, literalmente, de la maneta de freno.

El adelantamiento se produjo en la M 220, a la salida del pueblo donde vivo, Torres de la Alameda. Fue al subir un repecho con cambio de rasante. El coche me adelantó justo cuando venía otro de frente, con lo cual no hubo metro y medio de distancia, al revés, salió de la nada y llegué a sentir su retrovisor. 

Cuanto te pasa algo así, se te queda una sensación rara por culpa de gente que puede ser muy imprudente.

Publicidad

Deja un comentario