Connect with us

Pereiro explotó, y con él, el ciclismo

Mundo Bicicleta

Pereiro explotó, y con él, el ciclismo

LBD Cambrils P

Reconozco en Oscar Pereiro dos ciclistas a raíz de aquella tarde de sábado en Montelimar, allí donde se calzó por primera vez el maillot amarillo que acabaría haciendo suyo meses después una vez se supo de la expulsión de Floyd Landis de la primera plaza. Aquel Tour de 2006 fue una edición loca, presuntamente tocada, que no hundida, desde del momento en que en la salida de Estrasburgo los principales favoritos (Basso, Ullrich, Vino, Mancebo,…) tuvieron que irse por la inminente implosión de la Operación Puerto.

Pereiro se adjudicó un premio para el que muchos, y quizá él también lo pensara, no estaba preparado, pero las ocasiones las pintan calvas y el gallego no cejó. De cualquiera de las maneras de ahí salió un ciclista nuevo, más rácano, menos combativo, con las miras en una general que en circunstancias normales y con los favoritos por defecto a tope, no podía entrar en sus planes. Nos perdimos para siempre a ese ciclista que en 2005 anduvo escapado día sí día también para acabar ganado esa etapa que muchos le adjudicaban en Sanint Lary si no hubiera pecado de ingenuidad ante Hincapie.
Luego llegó el ocaso, el ciclista que perdió la ilusión y la fe en su deporte, profesión y vicio. A aquello contribuyó esa terrible caída en un  terraplén camino de Pratonevoso en el Tour 09. Su última temporada la culminó inédito en el Astana de Contador.
Y hete aquí que el madrileño y su caso fueron eje de una airada conversación, aunque mantener el término conversación ante lo visto suene osado, entre Pereiro y un periodista, Siro López, en el corrillo nocturno, la radio de toda la vida llevada a la TV, llamado “Punto Pelota”. Pereiro habló en boca de todo aquel que con un mínimo sentido del decoro sabe que en el deporte hay clases (véanse los desarrollos Contador vs Mosquera) y que entre los deportes también. El aberrante trato y desconocimiento de algunos de los allí presentes respecto a este deporte desprende los muchos prejuicios que sobre el mismo sobrevuelan desde hace años.
Como bien dijo el exciclista, el ciclismo ha cometido errores, muchos, está en manos de auténticos ineptos y purga por ello, sin embargo, el doble rasero, la moral cambiante, el listón,… no parecen los mismos para todos y eso es así, sí o sí. No queramos hacer de esto un tema vita pero sí sepamos ver al menos, que lo que aquí ocurre nos trae de cabeza en otras muchas cuestiones. Al menos siempre nos quedará el consuelo de considerarnos “ganadores morales” eso que el propio Pereiro me definió un día como una “gilipollez” preguntado ante la inminencia del fallo del caso Landis.
Si te ha gustado, que espero que sí, algo al menos, dale a alguna de esas pestañas de divertido, interesante,…

LBD Campus Melcior M

Continuar leyendo
Te puede interesar...
Clic para comentar

Más en Mundo Bicicleta

Inicio