¿Cómo perjudica un equipo de ocho al Team Sky?

0
218
vistas
El Team Sky trabaja para Froome durante la Vuelta a España

Esta semana hemos conocido el recorrido del Tour y sus pormenores. Un trazado que recuerda mucho a los ochenta y los noventa, pero con trampas que seguro sacarán a corredores de la baraja. Aunque si os somos sinceros, nuestras expectativas sobre lo que dé de sí y nos entretenga, cuando hablamos del Tour, suelen estar en cuarentena. El Tour está siendo con diferencia la peor grande desde hace tiempo, le salva eso de “c´est le Tour”.

Con todo, el ciclismo hace tiempo que se está planteando como convertir carreras que son un bodrio en algo pasable y que realmente enganche al aficionado. Entre esas medidas está la reducción de corredores por equipo, ahora serán ocho unidades, es decir, cuando salga la carrera es como si ya hubiera abandonado un ciclista sin poner un pie en el asfalto.

Yo creo que menos ciclistas por equipos debe abrir el abanico, aunque como ya comentamos hace un tiempo, ello implique más paro, menos técnicos, auxiliares y corredores empleados.

Nos ha llamado la atención de la opinión de Nicolas Portal, uno de los hombres fuertes del sanedrín que dirige el Team Sky. No le gusta la fórmula y se explica.

“Es lo mismo para todos, sin embargo han tomado la decisión para hacer la carrera más atractiva, pero no creo que quitar uno o dos corredores por equipo mejore nada

Lo dice el director del equipo que ha aplicado sordina al pelotón durante un buen puñado de años, haciendo desistir a otros de internar lo que con bloques menos potentes se lograría.

Dice Portal que lo importante es el recorrido y la velocidad a la que se afronte, que tú puedes tener un equipo de diez ciclistas que si salen a cuchillo, eso se hace imposible de controlar, y no le falta razón, salvo que añada que con el rodillo que ellos manejan por equipo suelen ser ellos los que ponen el ritmo que evita cualquier alegría al rival, y por ende al aficionado.

En este Tour, dos veces le tomaron la delantera al Sky. Fue el AG2R, la primera en Le Puy, en una etapa de perfiles que invitan a la aventura, como diría Portal, pero donde las piernas no dieron más de sí a los rivales de Froome cuando éste se descolgó por avería. Luego también camino del Izoard, un día en el que el clasicómano Naessen iba como un tiro entre montañas, sin mayor efecto, porque Landa mantuvo quieto el rebaño casi hasta arriba.

Sinceramente, viendo el perfil de ciclistas que tienen en el Sky no creo que quitarles un ciclista les cambie mucho el guion. Llevan ciclistas que consumen rivales durante uno o dos puertos, que se intercambian en vanguardia y secan cualquier intento, sea de lejos o incluso de cerca, que es lo más perjudicial para el espectáculo.

Y muchos diréis, joder es que siempre se centra en el Team Sky, pero es que es el EQUIPO, capaz de cerrar, de sellar literalmente cualquier atisbo de combatibidad y sí, Froome es un campeonísimo, pero su equipo le allana el camino. Cualquier negación es obviar la realidad, y necios ya tenemos unos cuantos por ahí.

Quizá ahora, crucemos los dedos, Froome tenga un gregario menos cuando todos sus rivales le rodeen.

Imagen tomada de FB de Team Sky

INFO

Un homenaje téxtil a la tradición italiana

Publicidad

Deja un comentario