Connect with us

Peter Sagan: cuando Flandes te deja frío

Peter Sagan Tour de Flandes JoanSeguidor

Opinión ciclista

Peter Sagan: cuando Flandes te deja frío

Peter Sagan: cuando Flandes te deja frío

Berria 2020 -gif

No ha sido la carrera de Peter Sagan, ni de otros tantos

El día después de una fiesta de verdad suele de ser de balance, regocijo o resaca. Para Peter Sagan, como para otros tantos, puede ser un poco de todo, aunque sobretodo de resaca.

Ganar un monumento, eso con lo que 200 tíos que se citan en Amberes y sólo uno logra.

Peter Sagan es desde luego el tío al que miramos antes, durante y después de la carrera.

Y es el que muchos de sus colegas también miran.

¿Todos contra Peter Sagan?

No creo que el ánimo de nadie esté el pensamiento de si no gano yo, que no gane Sagan, pero desde luego a veces la carrera es un campo minado donde todo apunta en contra el campeón del mundo.

El gran problema de Peter Sagan es que en la igualdad reinante, cada cosa, cada detalle puede ser decisiva y eso para él es una condena.

Flandes a veces tiene el desenlace que esperamos, otras veces nos deja fríos.

La victoria de Niki Terpstra se enmarca en un equipo que domina la escena y vuelca recursos a ello como nadie.

La derrota de Peter Sagan, un monumento solo en su historia, llega con el desconcierto suyo, añadido al de los rivales.

Porque nadie le quiere consigo en la caza, y su equipo llega para lo que llega, Daniel Oss hizo un ímprobo trabajo que tuvo al trío que comandaba Van Baarle a distancia prudente, pero Oss no es eterno, como los otros nombres que este año sí que secundan a Sagan.

Hay un momento que sólo quedan dorsales acabados un 1. Hay empieza la tragicomedia de Sagan.

Niki Terpstra fue un ganador merecido, rodó como los ángeles, cómo soltó a un fuori clase como Nibali, cogió delante…

Niki Terpstra fue el único gran nombre que dio la medida de lo que se esperaba de él.

Ya había ganado Harelbeke, ganó Roubaix hace años, en una estrategia donde el peso del equipo tuvo su incidencia.

Gran Fondo Cambrils Park: perfecto maridaje de familia y bicicleta

Es decir, de los grandes nombres, de la primera línea es el único que se vació con fortuna.

El resto de estrellas, con Peter Sagan a la cabeza, se ahogaron en la igualdad. Nadie rompió ni fue decisivo, y por si las moscas los azules tenían Stybar, Gilbert y Lampart, ahí, dispuestos a arruinar cualquier contra.

Las taras del ciclismo moderno

El problema que vemos va por dos sitios.

Los equipos y los preparadores sacan atletas casi como clones, que corren igual, queman lo mismo y llegan íntegros al final.

Todos los equipos corren con el rabillo del ojo al de al lado, pesa el miedo al fracaso ante la grandeza de una victoria, y eso también se nota.

Así que el equipo que más opciones maneja, saca la carta ganadora que marca la diferencia.

Peter Sagan debería saberlo, romper las cosas no es sencillo, pero hay veces que lo consigue, hace dos años, por ejemplo, y generalmente esas veces son aquellas en las que se anticipa y no se esconde en el abrigo del grupo.

Todo lo que sea esperar, convierte la carrera en una lotería, en la que a veces gana, pero otras muchas, no.

Imagen tomada de ©VeloImages

 

 

Endura LDB Summer 2019
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Facebook

Lo más popular

Categorías

Más en Opinión ciclista

Inicio