Connect with us

Los pitos a Froome: el público es soberano

Chris Froome - pitos Tour Francia JoanSeguidor

Chris Froome

Los pitos a Froome: el público es soberano

Los pitos a Froome: el público es soberano

Tiempo de lectura:2 Minutos

Para Chris Froome este Tour va a ser algo más que una carrera, será un veredicto popular de cómo se ha gestionado su affaire

Vendée es una región encajada en la parte superior del hexágono justo por debajo del encaje bretón, por la zona de Nantes.

Chris Froome ayer probó cómo se las gastan en Vendée

Como Alberto Contador en la misma región, hace siete años, en plena tormenta por su positivo un año antes.

Ya sabéis, el tema del chuletón irundarra.

Cómo han cambiado los tiempos.

La primera vez que mi memoria alcanza al Tour por Vendée, nos vamos 25 años más allá, cuando Miguel Indurain ganó el prólogo de Le Puy de Fou, dorsal uno a la espalda, amarillo al vuelo.

Entonces los campeones eran idolatrados, nunca cuestionados.

Pero ni Contador, ni Froome son Miguel Indurain, ni sus circunstancias las mismas.

Froome sufre en su propia carne el veredicto del público, y en este caso, esté o no acertado, es soberano.

Los pitos a Froome

La sonora pitada al inglés en la presentación del Tour fue eso, sonora, casi ensordecedora.

Lo fue tanto que casi sufrimos desde casa, el bochorno que Froome sintió muy cerca de él.

En la edición previa al arranque de la carrera Froome firma un artículo en Le Monde donde habla de su proceso y cierre.

Atropellado cierre, diríamos aquí.

En la carta de Le Monde, el mismo diario que filtró que ASO, plataforma competidora, no le permitiría salir, Froome aporta visiones interesantes que creo que nunca tenemos en cuenta cuando nos dejamos llevar por el caliente.

Habla de las contribuciones del equipo Sky al seguimiento del salbutanol, habla de la conclusión, recuerda que prometió no deshonrar jamás el maillot amarillo.

Y creemos que Froome tiene razón, y razones, para convencernos, es más queremos ser convencidos, y mirar la ruta del Tour 2018 sin cortapisas.

Pero claro, vemos la secuencia de los hechos, vemos como Dave Brailsford, el que vino a cambiarlo todo, se ve en los grises de aquellos que el criticó, vemos que el Team Sky, aunque empresa de comunicación, de comunicar, más bien poco…

Vemos todo eso, y nos llevan los demonios.

El cierre del caso Froome no se ha podido hacer peor, como peor no se pudo planificar el camino hasta el mismo, participando como si tal cosa –miren dónde está ahora Jaime Rosón– y firmando un Giro de antología.

Así las cosas que no se hacen, no al menos quien tuvo a bien ponerle el listón muy alto al resto de los mortales y marcar buenos y malos a conveniencia.

Espero y deseo que lo que a Froome le espere en este Tour, “ahora que está todo aclarado”, sea lo mejor, pero no para él, para el ciclismo, que es en definitiva el felpudo donde todos van a limpiarse la suela.

Por eso cuando el público silba a Froome, es porque percibe todo esto.

Imagen tomada de FB de Team Sky

INFO

La Checkpoint by Trek: toda una historia 

Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Chris Froome

Patrocinado

Inicio