Connect with us

El futuro del ciclismo de competición puede estar en el cicloturismo

Mundo Bicicleta

El futuro del ciclismo de competición puede estar en el cicloturismo

LBD Cambrils P

Hablando con una persona muy vinculada al cicloturismo. Curtida en muchos años en la comisión nacional, en las intrigas federativas, me explicó cómo logró, hasta cierto punto, que la modalidad como tal se llevara el respeto que a su entender merece. “Me costó, pero creo que desterramos esa imagen de salidas domingueras a desayunar con los amigos” me espetó. Por cierto, en esas salidas dominicales, que las sigue habiendo, quizá un control de alcoholemia al algún practicante no estaría de más. Los carajillos que culminan copiosos desayunos les ponen a un nivel de peligro máximo. Pero  ese tema ahora no toca.

LBD Campus Melcior M

Volvamos al meollo. Quiso dignificar la modalidad, prestarla esa decencia negada en sus inicios, y aún ahora, pues el que la gente salga en bicicleta nunca puede ser malo para el ciclismo. Le felicitamos por que en su labor de hace treinta años, el gremio de la bicicleta, las federaciones y el ciclismo en general tienen un semillero que creo se empecinan en negar: el cicloturismo, los excursionistas, los globeros,…

Mi interlocutor seguía por derroteros similares. “Mira, el cicloturismo es para una federación una estorbo y un alivio. Un estorbo por que parece que va en contra del sector competición, que suele llevar las riendas, y un alivio pues le da mucho dinero a la misma”. En efecto, el cicloturismo le da a nuestras federaciones un pellizco de dos tercios de licencias, cifra ridícula si fuera posible hacer pasar por el aro federativo a todos quienes tienen una bici y salen con ella al menos una vez a la semana.

Precisamente este jueves que el CSD le ha dicho a sus federaciones que el presupuesto más que restrictivo, debe ser testimonial, aunque sin proponer recorte preciso, un talegazo como el que te da el cicloturismo a las federaciones no puede ser despreciado. El duelo ocio vs competición, plasmado en las modalidades de cicloturismo y carretera es tan viejo como los clubes ciclistas. Ya estos en sus inicios distinguían ambas ramas para evitar suceptibilidades entre sus socios. Los excursionistas no se sentían representados por el ala de competición, y viceversa.

Pero es que hay más. En mi modesta opinión estamos ante una edad de oro de la bicicleta. Un momento dulce, pues ir en bici es progre y mola. Los de piñón fijo, los globeros del desayuno, los usuarios de las bicicletas públicas. Por un lado u otro, un artilugio de enorme valor urbano nos rodea y aborda. Entonces ¿por qué no revolver en ese caldo de cultivo para ver si surgen los chavales que echamos a faltar en las carreras de cadetes y juveniles?.

La bicicleta vivió una eclosión en España, retrasada en el tiempo respecto a otros países, posiblemente, pero de envergadura similar a estos. Con esta máquina muchos se engancharon a la competición. Luego vinieron el coche y la gasolina barata para joderlo todo. Ahora que muchos hacen de la bicicleta el hilo de su vida, que empapa la cotidianidad y envuelve nuestros pasos, sería el momento de vindicar este deporte como lo que es: el más bello del mundo, que no perfecto, pero sí bello.

3 Comentarios

Más en Mundo Bicicleta

Inicio