¿Por qué merece la pena apostar por el ciclismo en pista?

0
6
vistas

A veces me pregunto qué le pasa a este país. Cavilaciones al aire que nunca acaban dando un resultado preciso. Por ejemplo el ciclismo en pista, una modalidad espectacular donde las haya. Hace diez años en el CAR de Sant Cugat se cosechaba la mejor generación de esta modalidad y el resultado, una década después, es paupérrimo. Recuerdo cuando el director del Meta 2Mil Chema Rodríguez recordaba eventos de tamaño internacional que visitaban el Luis Puig de Valencia. En los diarios de la capital del Turia se repartían invitaciones, se anunciaban precios irrisorios, es decir gratuidad, y allí no asistía ni el Tato. Qué lamentable.

Del trabajo que cito surgieron cuatro medallas en los Juegos Olímpicos de Atenas. Dos de plata y otras tantas de bronce. Igualito que el resultante de la competición de pista en Londres. Lo advertimos y la verdad es que los hechos nos dieron la razón, algo que lamentamos profundamente porque nos gusta lo que vemos en el velódromo y nos gusta más cuando nuestros chicos, a quienes apreciamos y conocemos en su mayoría, lo hacen entre los mejores.

Mientras la temporada de carretera desierta en países exóticos conviene recordar que en breve se disputarán los Mundiales de Pista en la capital bielorrusa de Minsk. La cita servirá para ver por primera vez al mejor velocista de cuantos hemos tenido, José Antonio Escuredo, al frente del combinado nacional.

No nos engañemos, las opciones se éxito son escasas. Y lo son porque la ineficacia al gestionar una época que fue buena y ello ha acabado por chafarnos todas las ilusiones. Tendremos esta tarde más detalle. José Antonio Escuredo nos ha preparado un breve texto explicando cómo lo ve. Entretanto valga esta entradilla y el buen sabor de boca que nos dejó Juan Peralta en la última manga de la Copa del  Mundo para que veamos que a pesar de los pesares, y de la torpeza en la gestión, el ciclismo en pista merece una apuesta.

Publicidad

Deja un comentario