#porunaleyjusta

0
36
vistas

Acostumbro a ir en bici de carretera, a veces cojo la BTT, pero bajar no es lo mío. Vivo en La Seu d´Urgell, en pleno corazón de los Pirineos, con rutas fantásticas y paisajes geniales para practicar ambas modalidades. Subir puertos me gusta mucho, sin estrés y disfrutando, y de vez en cuando también me apunto a alguna marcha cicloturista.

Si puedo cuando pasa la Vuelta, la Volta a Catalunya o el Tour en su día por Andorra, pues me escapo para verlo y disfrutar con la gente de este deporte. Eso sí durante los meses de invierno acostumbro a hacer un paréntesis que aprovecho para esquiar, ya sea nórdico, descenso o esquí de montaña. Somos una zona privilegiada para la práctica de cualquier deporte.

Anna es de La Seu de Urgell como yo. A su hermana también la conocía, pero ella se fue a vivir a Madrid con Óscar y la verdad le perdí la pista. Después, casualidades de la vida, entró a trabajar en la peluquería a la que yo voy hace una año más o menos.

Cuando volvió a La Seu, después del palo por la muerte de Óscar, hablando un día, me contó toda la historia y me quedé impactada. Yo la recordaba, incluso te diría que compartí el llamamiento que se hizo por las redes sociales para encontrar al conductor cuando lo atropellaron. Ella sabía que iba en bici y una cosa llevo a la otra y hasta hoy, con el resultado del vídeo de esta campaña.

Todo empezó durante una conversación en la peluquería donde Anna trabaja. Me acuerdo que después de que ella lanzara la campaña en www.change.org/nomasmuertesimpunes, le comenté la posibilidad de grabarla en video. Como soy periodista, le dije que contara conmigo y que la ayudaría en lo que pudiese.

4

Una cosa teníamos clara que la campaña tenía que hacerse viral ya que el suyo puede ser y es el caso de otras víctimas. No dejé pasar la idea y le insistó en la conveniencia de hacer el vídeo. Pensamos entonces en la posibilidad de buscar a algunos ciclistas de la élite con frases cortas, como las que salen. Le pedí algunas fotos y si tenía algún vídeo junto a Óscar.

Anna se puso manos a las obras removiendo cielo y tierra para encontrar apoyos y poco a poco fueron surgiendo. Decidimos ampliar el círculo a algún famoso que directamente no fuese profesional del ciclismo, pero si que simpatizara con este deporte o con este medio de transporte. Por ejemplo Jordi Roca es ciclista urbano y Rafa Medina es aficionado.

Un día quedé con ella para grabarla en un parque. Fue emotivo y a ratos complicado. Finalmente lo acabamos en casa. A medida que me iba pasando las grabaciones de los ciclistas, iba configurando el vídeo. Cambié varias veces el orden. Busqué varias músicas y creo que acerté. La foto que escogí fue  en blanco y negro. Esa foto me transmitió mucho y pensé que si a mi me había llegado al resto de la gente también, te guste o no este deporte. Se ha realizado en quince días, una locura, porque el tema es delicado, pero viendo el resultado y el apoyo estoy satisfecha, igual que Anna, una luchadora incansable, con ganas de seguir.

Sólo podemos tener palabras de agradecimiento. La mayoría de los vídeos se han filmado en situaciones en las que los ciclistas estaban a punto de salir de carrera, con motivo de la Volta a Catalunya u otras competiciones. Yo me pongo en su situación y lo que debían tener en ese momento en la cabeza, sin embargo se prestaron a la grabación.

Nuestro agradecimiento absoluto igual que para Jordi Roca y Rafael Medina, que estaba de viaje y tan rápido como volvió a España nos lo mandó. Al final ya no cabía más gente y decidimos marcar una tope porque sino el vídeo se hubiese alargado mucho. Es por eso que quiero decir que la campaña ha tenido esta repercusión gracias al apoyo de mucha gente que aunque no salga en el vídeo está detrás: muchos periodistas, revistas especializadas y diferentes medios comunicación. A todos ellos gracias.

5.jpg

El objetivo de todo esto es claro. Creo que Anna con el hastag #porunaleyjusta lo dice todo. Con la reforma del Código Penal que entró en vigor en julio del 2015 las faltas se despenalizan. El juez dictaminó falta y acatando la reforma del Código el caso se archivó. Ella ha recurrido y continúa coleando por los juzgados, en caso contrario el caso estaría más que archivado.

La gente que apoya esta campaña quiere una reforma del Código Penal con una ley justa pera evitar más muertes impunes como la de Óscar. También se pide la reforma del delito de omisión del derecho de socorro que deja de ser delito si la víctima fallece en el acto. ¿Un poco surrealista, no creéis? Si te fugas mueras o no el acto, te has fugado, ¿dónde están los valores y la ética que es lo que nos hace personas?

Sabemos que las cosas no son sencillas, vivimos en esa eterna lucha de cómo conjugar el binomio ciclista-conductor en la carretera. Es complicado porque las carreteras son estrechas en muchos tramos y los arcenes no están limpios y eso obliga a los ciclistas a salirse de ellos. La bicicleta es frágil ya lo sabes y una simple piedra te desestabiliza.

Esto a menudo no es comprendido por los conductores que llevan su ritmo y algunos te pasan rozando casi el pedal. Algún que otro susto me he llevado sobretodo por las generales. Yo si puedo a la mínima me desvió y me subo a un puerto. Y lo más importante llevar casco y buenos distintivos luminosos para que se nos vea.

Creo que los conductores realmente no son conscientes de la fragilidad que tenemos encima de una bicicleta. Yo diría que somos incluso más frágiles que las pluma que caen suavemente. Sin embargo, un ciclista ante el impacto con un vehículo ni que sea a 20 o 30 km/h se lleva un buen trompazo. Aunque a favor de los conductores también debo decir que no podemos generalizar porque los hay de muy majos que tienen una paciencia santo.

Eso sí también pido a los ciclistas respeto y responsabilidad en la carretera porque he sido testimonio de alguna que otra imprudencia y en caso de accidente tienen que ser conscientes que ellos son los frágiles, por eso siempre apuesto por el respeto mutuo entre conductores y ciclistas en las carreteras.

Por Eva Clausó, del Club Ciclista Tupedala de La Seu d’Urgell

Publicidad