Connect with us

Ciclismo femenino vs ciclismo masculino, las diferencias siguen siendo importantes

ciclismo femenino Alberto Bettiol Flandes JoanSeguidor

Opinión ciclista

Ciclismo femenino vs ciclismo masculino, las diferencias siguen siendo importantes

Ciclismo femenino vs ciclismo masculino, las diferencias siguen siendo importantes

Berria 2020 -gif

Los premios del ciclismo femenino siguen estando lejos del masculino en algunas grandes carreras

En la entrada del Centro del Tour de Flandes, entre el acceso a la zona de exposición y la cafetería hay un par de fotografías grandes en la pared que se guarda a los dos últimos ganadores de la carrera.

Alberto Bettiol y Marta Bastianelli ocupan el espacio. 

Son los dos últimos ganadores de De Ronde en versiones masculina y femenina..

Son los dos reyes de una tierra eminentemente ciclista.

Para Alberto Bettiol aquella tarde de domingo, en el Kwaremont, cuando distanció todas las estrellas del grupo principal, la vida cambió para siempre.

Su primer triunfo fue el Tour de Flandes.

Su estatus desde entonces es otro, se ha ido a Lugano, desde la Toscana, tiene otros gastos, otras servidumbres, pero quiere mantener los pies en el suelo.

Cruz SQR

 

Ser el italiano que ha sucedido a gente como Ballan, Bugno o Bartoli es un peso importante y un impulso económico notable, por todo lo que comporta romper el hielo en esta carrera.

El premio no es nada del otro mundo, es lo que viene después.

Leemos unas declaraciones que describen quién es este ciclista a la perfección.

«Ganamos mucho dinero después, en los contratos que vienen, porque si te paras a pensar el premio por ganar la carrera no es nada del otro mundo, unos 20.000 euros. Aunque peor lo tiene Maria Bastianelli, la ganadora femenina, que se lleva 1265 euros. Es pero para las chicas, mucho peor. Es una desgracia porque para ganar ella sufrió lo mismo que yo o incluso más, y el ciclismo femenino es una realidad»

RH Hoteles Movil

 

Y es cierto, el ciclismo femenino es una realidad como tal que a pesar de todo lo que vemos y leemos necesita aún dar el salto, un salto de verdad, ser considerado como el masculino no será nada sencillo, pero poner los mimbres para que se le aproxime no estaría nada mal.

Paulatinamente, las mejores carreras sacan su versión para chicas, a modo de entremés de la prueba masculina, y reiteradamente, la competición femenina suele ser mejor que la masculina.

Más espectáculo, más igualdad, a veces menos control.

Todos los portabicicletas de Cruz

Así nos lo escribió nuestro amigo Saúl Miguel un día…

Desde los adoquines flamencos hasta las cumbres alpinas, pasando por las cotas valonas y las contrarrelojes, e incluso con incursiones puntuales en la pista, en la bici de montaña y en el ciclocross, haciendo gala de una versatilidad sin igual, llevan tiempo escribiendo páginas memorables de una historia que, paradójicamente, está pasando desapercibida a la gran mayoría de la afición ciclista.
Y es así, cunde la sensación de que el ciclismo femenino que mejora su versión masculina, tantas veces bloqueada, y por ello que los premios deberían igualarse, ya se hace en varias carreras, que bien que lo anuncian, debería ser una prioridad.
Un deporte que se precia de estar poblado de aficionados con unas inquietudes digamos que diferentes, no puede permitirse estas diferencias, y menos en las grandes carreras que tan idealizadas tenemos.
SQR – GORE
SQR-Gore2
Pero la cadena no se engrasa si todos los eslabones no hacen su parte.
Igualar premios en base a mejor cobertura, reconocimiento y esas cosas.
E igualar premios de abajo hacia arriba, no penalizando el ganador masculino… ese es otro reto.

 

Endura LDB Summer 2019
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Facebook

Lo más popular

Categorías

Más en Opinión ciclista

Inicio