Connect with us

¿Qué pretende el Movistar en este Giro?

Opinión ciclista

¿Qué pretende el Movistar en este Giro?

Endura LDB Di17
Cambrils ZC, Gran fondo

Siempre se dice que desde el sofá las cosas se ven bien, muy bien. Se tiene el julio preclaro, y por eso las opiniones suenan contundentes. Es cierto. Aunque no al nivel de los doscientos tíos que seguimos por Italia estos días, un servidor también hace deporte, compite a veces, incluso, y sabe lo que implica pensar cuando las pulsaciones rebasan las 180 por minuto, es un martirio, un taladro, un callejón sin salida. Por eso sé, a ciencia cierta, que en el sofá las ideas fluyen como no lo hacen en la ruta.

Dicho eso, y excusándome de inicio por lo que vamos a comentar, a nadie se le escapa que estamos ante otra actuación antológica, por lo negativo, del Movistar Team. El equipo azul, como en el último Tour, tiene ahora mismo, a puertas de los Dolomitas, dos corredores en plaza de podio. Desconozco la relación personal entre Andrey Amador y Alejandro Valverde, pero la profesional creo que queda patente cada día que se ponen un dorsal.

Endura LDB Di17

A saber, Amador llegaba a este Giro como cuarto vigente y ganador, hace unos años, de una etapa. El costarricense tuvo la noticia de que Valverde tomaría parte hace unos meses, cosa que a cualquier profesional ambicioso no le puede sentar bien, pues le eclipsa. Amador hizo mejor prólogo y estuvo superior en la crono, por contra en la jornada de Praia a Mare, Valverde circuló atento y sacó un tiempo que pesa cual losa en Amador, porque ahora mismo podría ser líder si ese día no se descuelga en la encerrona final.

Tras el test por Chianti, dos despropósitos evidencian que en Movistar hasta hoy, jueves 19 de mayo, sus dos líderes no andan del todo sincronizados. En la jornada de Sestola, Amador buscó la sorpresa con compañeros por delante. Lo que habría tenido que ser una jugada de libro se aguó en parte porque los pinganillos, tiene cojones que esto pase en un equipo telefónico, no dieron de sí lo que debían dar porque Giovanni Visconti no se descolgó para ayudar a su compañero hasta muy al final mientras deambulaba sin opciones con Darvin Atapuma.

Con Amador casi líder, la ventaja se le esfumó en el último suspiro al galope de, sorpréndanse, Valverde sprintando como si no hubiera un mañana en cabeza del grupo. Sin bonficaciones, sin opción a descolgar a nadie, no entendemos el ímpetu del murciano, quien en un raro ejercicio de autocrítica dijo al acabar: “Podríamos haberlo hecho mejor”.

Al día siguiente, llamó la atención la doble acción, primero con Valverde haciéndose el sueco con Nibali y Chaves y luego con Amador escapándose con Jungels pero colaborando aún y los aparentes problemas que tenía para seguirle. Con unos no, con otro sí. La guinda fue de Carlos Betancur que reventó tras el arreón de Diego Ulissi. Pintoresco.

Sea como fuere, la sensación que nos recorre el cuerpo es que con Valverde compartiendo el liderato, en Movistar ni se come ni se deja comer. Con Nairo, la sensación fue similar, aunque con un pero, a diferencia de Amador, el colombiano sí que estaba más fuerte que Valverde, en este Giro el murciano parece un punto por encima de su compañero, digo parece, porque la inminente montaña deberá despejar esa ecuación, una ecuación que por ejemplo en Ettix resolvieron a la perfección en el momento que Brambilla, en rosa, quemó admirablemente sus últimos cartuchos por Jungels camino de Sestola. Ya veis a veces hasta nos gusta cómo lo hacen en Ettix.

Imagen tomada del FB de Movistar Team

INFO

Cómo montar la maneta y el puente de un freno

Endura LDB Di17
Cambrils ZC, Gran fondo
Clic para comentar

Deja un comentario

Más en Opinión ciclista

Advertisement
Advertisement
Advertisement
Inicio