Connect with us

¿Puede la Vuelta permitirse Los Machucos?

El pelotón sube a Los Machucos

Destacado

¿Puede la Vuelta permitirse Los Machucos?

Tiempo de lectura:2 Minutos

Recuerdo, como ayer Los Machucos, la primera subida al Angliru. Era septiembre del 99, Dios que viejos nos hacemos. Casi veinte años han pasado desde entonces. Recuerdo que fue un día de perros, que salían de León y que Manolo Lama fue la sombra del Chava Jiménez.

“Estoy más contigo que tu mujer” llegó a decirle. Ya sabéis, radio de calidad de un personaje que anuncia productos que garantizan el vigor sexual masculino.

Pero no nos perdamos, que a veces me voy por las ramas. El debut del Angliru en la Vuelta fue un éxito mediático. Recuerdo que el perfil del coloso asturiano, con desniveles y todo, fue portada de diarios. Entrábamos entonces en los puertos mediáticos. Ya no importaba tanto quién venía a la carrera y sí qué se subía y qué desnivel implicaba.

Nacía lo que Alix llama el “cuestacabrismo”, una doctrina seguida a pies juntillas por la Vuelta a España estos años como gran reclamo, como el caramelo para la afición, una doctrina que, como todo en la vida, acierta a veces y otras no.

Los Machucos ha sido la ultima incorporación a esta escalada de dureza. A mí, como dije ayer, me pareció un puerto precioso y sorprendente, pues los continuos toboganes y descansos sucedidos de cuestas de caminos forestales, dieron un resultado realmente bonito.

Incluso diría que dieron más resultado del esperado, abriendo la Vuelta de cara a su tramo final como no esperábamos, aunque en ello creo que tiene también mucho que ver el ciclista, ese culo inquieto que es Contador –de quien no descartéis un ataque en La Castellana- y del mal momento que pasó Chris Froome.

Lo que muchas veces decimos se cumplió en los Machucos, la clave del espectáculo está en los ciclistas y las ganas que tengan de atizar. Muchos piensan que sin Contador no será lo mismo, cuando la historia nos demuestra que está llena de alborotadores.

Lo que pasó por delante lo tenemos más o menos claro, pero ¿y lo de detrás?.

Recuerdo, volviendo al principio, que cuando se subió por primera vez el Angliru, Carlos Sastre se significó sobre lo que ocurría en la retaguardia de la competición: ciclistas con el pie a tierra, ciclistas empujados, ciclistas literalmente remolcados,… más allá del top 20 o del top 30, esto es la selva.

De ayer me llegaron algunas impresiones en esta línea.

¿Puede la Vuelta, una competición que se vende seria, permitir esto?

Yo diría que no, incluso cuando el resultado de la etapa, lo que vio el gran público está por encima de lo previsto. Son esas cosas que todos saben que pasan pero se dan por buenas por no desentonar, pero lo que demuestra es que hablamos de una competición claramente adulterada, donde gente ayudada entrará a disputar los días que vienen, como aquella parte de pelotón repescada el año pasado en Formigal de la que salió el ganador de Peñíscola, Jean-Pierre Drucker…

Imagen tomada de FB de La Vuelta

INFO

Prueba nuestro nuevos BIO Energy Gels!! Energía saludable para cuando más la necesitas

Castelli_AGO-2-TOT
Castelli_AGO-2-TOT
Castelli_AGO-1-TOT
5 Comentarios

5 Comments

  1. Cerlos

    7 de septiembre, 2017 at 15:06

    Cuando el ciclismo se vuelva serio, sin altibajos sin deportistas que puedan lograr lo imposible en una etapa increíble, donde no es el dinero y el equipo el que manda, sino simplemente tener donde surja la oportunidad de brindarse y brindarle al público un espectáculo; muchos dejarán de mirar las carrera.
    Las etapas que son un paseo serán sumamente aburridas.

  2. José Antonio Pérez Mínguez

    7 de septiembre, 2017 at 15:16

    Igual lo que nos deberíamos preguntar es si la Vuelta, o el ciclismo en general,se puede permitir no promover lo que el aficionado demanda. No olvidemos que este es un deporte minoritario y que somos los menos los jovenes, tanto los que lo practicamos como los que lo disfrutamos como espectadores.

  3. Bia Namaran

    7 de septiembre, 2017 at 15:17

    querido joan, pero de eso no tiene culpa la vuelta, sino los propios ciclistas, que son poco limpios. Es como el otro día con lo de AG2R, si no los llegan a “pescar” siendo remolcados, seguirían compitiendo, y como esos ¿cuantos habrá todos los días? Unas veces se conoce, y otras no. Entonces ¿qué hacemos? ¿Los echamos a todos? ¿solo permitimos carreras en circuito? ¿le ponemos una moto a cada ciclista?

    No es la culpa el angliru, ni los machucos ni la Castellana ni, por supuesto, de la Vuelta, la culpa es de la poca ética de algunos ciclistas, y del poco sentido común de muchos aficionados.

    • Iván Vega

      7 de septiembre, 2017 at 16:03

      tienes razón en parte, pues se ha visto que este tipo de subidas es el caldo de cultivo para estas situaciones, como el que se claven coches o se caigan motos que perjudique el progreso de los ciclistas. Estas cosas, también creo que se deben tener em cuenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Más en Destacado

Inicio