Purito, entre Lieja y Lieja

1
25
vistas

Hace cuatro años, Joaquim Rodríguez fue segundo en la Lieja-Bastogne-Lieja en una carrara cuyo desarrollo fue muy diferente a la última edición. El catalán se debía entonces al Caisse d´ Epargne. Una vez Andy Schleck logró una renta lo suficientemente clara, Purito emergió del grupo de favoritos y aprovechando la desgana del mismo se aupó hacia la segunda plaza, un año después de que fuera clave en la Roche-aux-Faucons en favor del segundo triunfo de Alejandro Valverde en la gran clásica valona.

1

El pasado domingo Purito volvió a ser segundo en la recta donde se instala el arco de meta de Ans. No cabe interpretación diferente a la decepción cuando vemos su cara, cuadrada e histriónica, en el podio. Joaquim se llevó un nuevo puesto de honor, pero las circunstancias fueron muy diferentes a las de su primer podio en la carrera que le desvela. Había competido a la perfección y no fue suficiente. Como en la Flecha Valona, él y su equipo fueron invisibles salvo donde tenían que aparecer, al final.

La competición, sin embargo es eso. Uno no corre solo, hay rivales. Daniel Martin le ganó por la mano. Si cupo la duda de que el irlandés se aprovechó del sesteo de los favoritos en la jornada reina de la Volta, ayer, mano a mano, el del Garmin supo culminar. Una pena desde luego para quien desde que fue segundo en Lieja, en 2009, está siendo protagonista principal del ejercicio ciclista.

Vean sino el terrible cambio de estatus que en estos cuatro años ha rubricado el ciclista nacido en Parets del Vallès. Fichado por Katusha a finales de 2009, tuvo tiempo de colgarse una medalla mundialista antes de dejar “chez Unzué”. Luego en el equipo ruso ha sido dos veces el mejor ciclista del mundo logrando triunfos singulares, como el de un español en Lombardía, y cotas inimaginables como sendos podios en Vuelta y Giro. Incluso saldó con etapa y top ten su primera participación en el Tour de Francia, ese objetivo que ahora surge en su horizonte andorrano.

En estos cuatro años, Purito no trabaja para nadie. Ha logrado granjearse la confianza de gente tan compleja de interpretar como son los rusos, consiguiendo rodearse de una corte de confianza que va desde su masajista y confidente a varios ciclistas de su círculo más estrecho. Él se ha ganado este respeto con resultados cimentados en un trabajo que muchos consideraríamos desorbitado si supiéramos de su calidad y volumen. Sabedor de ello, de lo que cuesta estar en una situación como la de ayer, entendemos su cara en el cajón de Ans. Las ocasiones son pocas, y se pintan calvas. Él lo sabe bien pues rara vez pierde el tren.

Publicidad

1 COMENTARIO

  1. Solo a mi me parece que Joaquin Rodriguez sigue sin tener un equipo a su medida?? Espero que se solucione de cara a las carreras de tres semanas.

Deja un comentario