Que Eufemiano hubiera dopado al Madrid no cambia la sombría realidad del ciclismo

2
9
vistas

A mi entender estos son los principales problemas del ciclismo:

1. una insuficiente lucha contra el dopaje que ha derivado en su generalización y estigma en la sociedad

2. una peor comunicación de la lucha contra el dopaje

3. una gestión pésima e irresponsable de los intangibles de este deporte

4. una dejación normativa que garantice la seguridad del ciclista en las carreteras

Señores no se engañen, el estrato de precariedad sobre el que se asienta el ciclismo se la ha buscado él solito. He citado cuatro, pero podrían ser muchos más los problemas que sacuden este nuestro deporte por su mala cabecita. Ello sin embargo no nos impide pensar que la vara de medir es injusta y nociva y que al ciclismo, involucionista y negacionista sí, se le cruje como a nadie.

Todo esto viene a cuento de la vinculación de Eufemiano Fuentes con el Real Madrid la semana pasada. La noticia asaltó nuestro TL mientras disfrutábamos de la exhibición de Fabian Cancellara hacia Harelbeke. Fue toda una sorpresa verla, debo admitirlo. El primer impacto fue grande, luego, viendo el meollo de la información nos contagió la risa. Era una nota de pose y trajín, pero no de fondo. Catalogar de noticiable que Eufemiano le reclama unas dietas al club blanco resultó penoso.

Pero se publicó. Se hizo eco en los mismos medios que hablaron al día siguiente, sin control ni filtro algunos, del “keniata Chris Froome y canadiense Cadel Evans”. Ese es el nivel. Lo más preocupante es que esos mismos soportes son los que nos cuentan los vericuetos de la nuestra realidad, tan complicada, por cierto. Un cuadro que si encima la retratas mal es para mear y no echar gota.

Pareció que con el “rule” de esa noticia del Real Madrid con el galeno  canario cierta algarabía recorría el sector ciclista. No fue mi caso. Siempre he dicho, como ya apunté en las primeras líneas de tal entrada, que el ciclismo se ha creado sus problemas desde dentro fruto de lo que sea, pero desde dentro.

Que Eufemiano Fuentes hubiera dopado en bloque al Real Madrid no cambia la sombría realidad del deporte más bello del mundo. Sin embargo, algunos periodistas de acomodadas directrices no deberían tachar de imbéciles a aquellos que pensamos que en el fondo el trato es diametralmente diferente. Sugiero prueben a decir que Eufemiano le reclama un dinero a Movistar, o a Euskaltel. Quiero pensar que el trato no sería de columna de salida.

Por que cualquier mente con dos dedos de frente sabe que esto es en el fondo el final del “periodismo dopado”, aquel que durante años dijo que España iba bien, que comió del mismo plato de los políticos que ahora denuncian, que aseguró Rijs subió a Hautacam por sus cojones por que era más machote que el resto juntos,… durante años no vieron nada, no asistieron a nada, pero ahora surgen todos los males, todo son pegas, todos son malos.

El problema es que en este mundo que se destrozan barreras y convenciones, el público tiene voz, que no voto. Y sí, les jode que se les cuestione sus arbitrariedades. Sin embargo señores, esto no es como hace quince años, ahora un personaje avispado puede desmontar un debate de telebasura en prime time. En el ciclismo venimos aguantando esto muchos años y ahora que la masa se ve con herramientas de rebatir, les perturba. Mala suerte señores. El tiempo de la comunicación vertical murió.

2 COMENTARIOS

  1. Y yo me pregunto, con tanta "catastrofe de dopaje y mala publicidad del ciclismo", ante las personas que nunca lo siguieron ¿Qué importa?. Si con buena o mala publicidad lo seguirán sin ver.

    A los que nos gusta, lo seguimos y seguiremos viendo.

    Y a un servidor, personalmente, se la suda lo que opinen los demás sobre el ciclismo

    Yo me quedo con lo que veo en las carreras y sobre todo, lo que disfruto practicandolo.

    No hay mas historia.

Deja un comentario