Qué grande ser ciclista

0
8
vistas

Soy Carlos y mi pasión por el ciclismo comenzó a los 8 años, cuando me sentaba junto a mi abuelo y miraba las fotos de la revista Miroir du Cyclisme. Esas imágenes despertaron en mí una fuerte atracción. La bicicleta se convirtió en mi juguete preferido y más adelante competí en categoría cadete. En la actualidad salgo en bicicleta de carretera todo lo que mis obligaciones me permiten.

Cuando planteamos la idea de “qué grande ser ciclista” partimos de un conjunto de ideas previas. Por un lado, observamos que a mucha gente en su ropa de calle le gusta mostrar una afición o la pertenencia a un colectivo. En el caso del fútbol es muy evidente con las camisetas de clubes.

En consecuencia queríamos construir una marca con la que se identificara todo aquel que ama el ciclismo; y de ahí era muy importante el nombre; surgió en uno de esos estados de felicidad que se producen cuando pedaleamos. Lo registramos de inmediato.

Finalmente durante una estancia en Reino Unido observamos la fuerza y pujanza que tenían las marcas de ciclismo dedicadas al diseño. Nuestro pequeño equipo procede del ámbito de la comunicación y el diseño, por lo que era un terreno que conocíamos y podría diferenciarnos.

En enero de 2015 nos presentamos oficialmente en el Campeonato de España de ciclocross en Gijón. La respuesta del público fue tan buena que nos preparamos para estrenar la tienda on line dos meses después.

Así que nuestra oferta va dirigida a toda la gran familia ciclista, sean practicantes o no. Para ello preparamos dos colecciones; la primera de ella, grandes ciclistas, son productos relacionados con inolvidables ciclistas españoles; y la segunda, la colección qué grande ser ciclista, es la que lleva nuestra imagen de marca como referente en todos los productos.

Nuestro público es amplio. Tenemos prendas para bebés, niños-as, mujeres y hombres. Nuestros productos pueden estar en el hogar, sirven para viajar, pedalear o podemos vestir con ellos por la calle.

Admito que estamos muy contentos. Tanto en los eventos a los que acudimos como a través de la tienda on line nuestros productos gustan. Como anécdota contar que la primera camiseta que vendimos en un evento fue la de Luis Ocaña y la primera en la tienda on line fue una de Alejandro Valverde.

Una de nuestras mayores satisfacciones es ver a una familia entera vistiendo nuestros productos. Nos gusta estar en contacto directo con el cliente y gracias a la presencia en los eventos lo conseguimos.

Seguimos incorporando nuevos diseños y productos en las dos colecciones y la respuesta está siendo muy buena. Recientemente estrenamos sendos conjuntos de maillot y culotte para mujeres y hombres.
Queremos ir despacio, madurando y pensando bien las acciones a emprender. La tienda on line es nuestro escaparate más importante y nos esforzamos por conseguir que la satisfacción y experiencia del cliente sean excelentes.

Mientras observamos tendencias en el mundo del ciclismo y el diseño; hablamos mucho con los clientes e ideas no nos faltan. Nuestro último producto, del que nos sentimos muy orgullosos, ha sido la maleta para ropa y accesorios de ciclismo. Han sido muchos meses de pruebas, búsquedas de fabricantes etc… La estrenamos al público en la Marcha La Indurain y tuvo una gran acogida. Nos gusta ver cómo funciona un producto delante del público en una marcha cicloturista, y posteriormente lo subimos a la tienda on line.

Por todo, estamos muy atentos a lo que puede demandar el público al que vamos dirigidos. Es evidente que crear una marca y consolidarla es muy difícil y nosotros somos conscientes que todavía estamos en ese proceso. Seguiremos apostando por el diseño y unos productos que puedan utilizar y llevar con orgullo toda la familia ciclista. Es nuestro homenaje a un deporte maravilloso.

Por Carlos Navascués, fundador y creador de la marca qué grande ser ciclista

Publicidad

Deja un comentario