Queridos Reyes Magos

1
1
vistas

El de hoy no es un post al uso de los últimos. Quizá adquiera un tono más personal cuando de la festividad de los Reyes se habla. Este último coletazo de las fiestas es para los niños el días más feliz del año, y no entraremos en la angustiosa espera y engorde de ilusiones que anteceden a la llegada de esta jornada por parte de los más pequeños. En definitiva es eso, introducir con “vaselina” y engranaje a los pequeños salvajillos en el vergonzoso rodillo de consumo desaforado que mueve nuestro sistema.
Mi reflexión en torno a los Reyes va por otros derroteros. Se cierne sobre las etapas de una persona que como yo ha sido padre, una bendición, por que en los días que corren es en la conversación con un niño donde tomas conciencia de lo que significa inocencia, aunque ésta se pierda cada vez antes.
Si seguimos el teorema de que las personas nacemos, crecemos, nos reproducimos y morimos, nada mejor que esta festividad para ubicarnos en cada una de estas etapas.  Yo diría que los Reyes definen nuestra vida en cinco etapas. En este caso lo mejor viene al principio, aquellos años donde te tragas la bola de los Reyes y los vives con virginal ilusión. Pero llega un día en que se abre la caja de Pandora, y con ella el segundo ciclo. Esto es así hasta que eres padre, convirtiendo la fecha en un mercantil intercambio de regalos para con los “tuyos”.  Y llegan los hijos en manada, y desordenan tus procesos automatizados desde que supieras de la verdad. Luego ellos se enteran de la misma y volvemos en cierto modo al segundo estadio, sólo que ahora con bastantes más años. La última fase sería la de abuelos, un ciclo confuso por cuanto éstos se pasan el año comprando cosas a los niños, con lo cual poco se diferencia un día de Reyes de cualquier domingo del mes de julio. En definitiva cinco etapas, a mí me toca la tercera, no quiero pensar que ellos significa que estoy en el meridiano de mi vida, si bien los años pasan, y para todos con igual cadencia. Vivirlos más y mejor es nuestra obligación, una más…

***

Se presentó el Team Leopard de los Schleck, no sé a qué obedece el nombre. Se siguen los patrones de Slipstream y Hihg Road. Primera impresión??? Pues que estos luxemburgueses han hecho del Saxo Bank un solar. Por llevarse se han llevado hasta el diseño del maillot, realmente parecido al del conjunto dirigido por Rijs –estará contento éste con el cambio de cromos que ha hecho-. De cualquiera de las maneras son el equipazo del Pro Tour. Salen a tiro hecho, con lo mejor del Saxo Bank más incorporaciones muy valiosas como los alemanes Weggman y Gerdemann. Quién se lo iban a decir a estos??? Dos buenos exponentes, sobretodo el primero, del país más potente del viejo continente que se han tenido que buscar la vida en el pequeño ducado centroeuropeo.

***

Interesante comentario (+ repercusiones) sobre los políticos en esa megaferia llamada Fitur, cuya única forma de abarcar es volviéndose loco, de mi compañero Xavier Canalis. Como reza el eslogan “Spain si different”. Más de lo mismo

Publicidad

1 COMENTARIO

  1. como sigamos a este paso , entre Puertos y Galgos,el proximo equipo ciclista tendra que llevar un maillot a rayas como los presidiarios,mientras en Zurich los del tratamiento de crecimiento y centrifugados de plasma, recogiendo balones de oro de manos del entrenador de la nandrolona desordenada.Furbol es furbol……

Deja un comentario