¿Quién protege al ciclista? (y 2)

0
4
vistas

Tras las lamentaciones suelen y deben venir las propuestas de soluciones. Aquí tampoco abunda lo del análisis racional, que digamos. Quien más quien menos hemos sido víctimas de la moderna plaga de la “incontinencia tuitera”. Véase si no la proliferación de peticiones de sanciones más duras para los conductores supuestamente causantes de todos nuestros males (sale mucho la palabra “cárcel” en este apartado).

Otros, como los buenos amigos de Ciclismo a Fondo, se empeñan en cosas más constructivas y ciertamente más útiles, como la campaña de concienciación que han lanzado, basada en un vistoso adhesivo y en una movilización muy eficaz por redes sociales en torno al hashtag #enmetroymediocabeunavida. También abundan las exigencias de que haya más y mejores kilómetros de carril bici, señalización de advertencia en las carreteras frecuentadas por ciclistas… Todo esto está muy bien, sin duda. Pero, como apuntaba más arriba, yo prefiero centrarme en lo que sí está en la mano de los que montamos para mejorar nuestra propia seguridad.

El ciclista debe ser (nos va la vida en ello) absoluta y permanentemente consciente de su posición de extrema debilidad en medio del tráfico. Por supuesto que hay que continuar exigiendo que, como “especie débil”, se nos proteja: los conductores, la policía, los que construyen y mantienen calles y carreteras… Pero la protección debe empezar por uno mismo. Extremar la prudencia, respetar las señales de tráfico, en especial los odiados semáforos, señalizar insistentemente cualquier maniobra que vayamos a hacer, anticiparnos a las maniobras raras o poco previsibles de los vehículos a motor, y sobre todo, hacer lo posible por que SE NOS VEA. No he encontrado datos que la confirmen, pero mi hipótesis es que muchos accidentes se producen porque el conductor simplemente no ha visto a la víctima. Empezando, si no estoy mal informado, por los que segaron la vida de Lejarreta y de Arjona.

article-seguridad-vial-metroymedio-549d4018ea810Por eso, cuando salí esta mañana navideña de luz escasa y cambiante, con muchos tramos de niebla y de penumbra invernal, encendí el piloto rojo que en invierno no quito jamás de la tija. Es verdad que a los ciclistas más coquetos nos puede llegar a parecer una “globerada”, igual que lo de ponerse un pequeño espejo retrovisor. Pero al principio también nos resistimos, por razones similares, a llevar casco cuando este pasó a ser obligatorio, y bien que hoy en día no salimos de casa sin él.

Por cierto, si de pedir algo a las autoridades se trata, yo me atrevería a sugerir que hicieran también obligatorio lo del pilotito y el retrovisor. La vía coercitiva sería la mejor manera de hacernos superar reticencias estéticas, y con ello nos harían un inmenso favor a todos los practicantes. Porque tengo que reconocer que, a pesar de la prédica que le estoy endosando al paciente lector, a raíz de la muerte de Iñaki Lejarreta me compré por internet un retrovisor muy discreto y eficaz… pero lo tengo metido en un cajón porque mi dignidad de “profesional frustrado” ya tiene bastante con haber asumido lo del casco y lo de la luz intermitente. Cuando lo que está en juego es nuestra integridad física hay que dejarse de remilgos, pero a veces es necesario un pequeño empujón para que nos acabemos de encarrilar.

Desde aquí, un recuerdo emocionado para Iñaki, Manuel y tantos otros brothers in arms que han caído haciendo lo que más les/nos gusta: montar en bicicleta. Ojalá llegue pronto el día en que esta lacra, que lo es de verdad, desaparezca para siempre. Mientras tanto protejámonos lo mejor que podamos.

Por Bernat López, editor de Cultura Ciclista

Imagen tomada de http://www.feuvertenmarcha.org/

INFO

Con la llegada del frío, conoce los tejidos de Bioracer

Iceberg 100 es un tejido elástico ligero regulador del calor con propiedades cortaviento e hidrófugas que mantiene una temperatura constante entre la piel y el tejido. El 100 significa que tiene una impermeabilidad del 100 %.

Esto convierte al Iceberg 100 en un tejido caliente y transpirable que los corredores pueden utilizar durante los recorridos invernales intensivos en condiciones frías, sin el volumen de una chaqueta de ciclismo de los tejidos de invierno comunes.

Race Proven Winter Jack

… e incluso personaliza tu propia ropa en línea 

Una manera fácil y rápida de crear ropa de ciclismo. Elige en la galería de prendas y diseños actuales. Colorea tu ropa con los mismos colores que los de tu equipo y coloca el logotipo en su posición correcta. Ve a la pantalla de consultas, introduce tus datos de contacto y un representante de Bioracer se pondrá en contacto contigo para hablar y ofrecerte un presupuesto.

Deja un comentario