¿A quién trata de convencer Chris Froome?

1
5
vistas

A ver, lo hemos dicho muchas veces, Chris Froome nos parece un atleta excepcional y, si nos apuráis, mejor persona. Su irrupción causó estruendo en aquella Vuelta que ganó Cobo y que debió ser suya si la miopia no guiara muchas veces las huestes del Sky. Desde entonces, y atravesado el Rubicón, no ha bajado del primer peldaño, a veces ganando, hasta tres Tours, otras siendo parte de la contienda, curiosamente nunca ha podido con la Vuelta y el rival que se la cruzara en cada momento.

Froome no tiene un ambiente sencillo a su alrededor. Hereda de forma directa los males recientes del ciclismo. De su equipo se dice de todo, se le compara con el US Postal de Lance Armstrong, aquí también le hemos llamado “UK Postal”. El Team Sky ha hecho gala de las mejores tardes de los americanos en la carrera que realmente les quita el sueño, el Tour. Mirad la jornada del Ventoux, qué manera de avasallar, ni Nairo, el tenido por mejor rival del maillot amarillo, es capaz de minar la guardia del dorsal número uno.

A Froome se le mira con lupa. El tema de los TUE se une a las vagas respuestas que se dieron al paquete que recibió Wiggins, por el cual se le está haciendo un pressing en su país que dudo mucho se hiciera un día en España con una de sus estrellas, a no ser que te llamen Juanito, seas asimilado y te cuelgues medallas en deportes minoritarios de invierno. Por cierto deportes minoritarios, pero estéticamente preciosos. En pocos deportes se marca el movimiento y la silueta del cuerpo humano como en el esqui nordico.

Pero volviendo sobre Froome, como digo se le sigue al dedillo todo lo que hace, todo lo que respira y todo lo que come, si me apuráis. En su país, especialmente obsesivos con el dopaje en ciclismo, Froome, Wiggins y el Team Sky son material de portada en los diarios, para bien y para mal y cualquier sima que dejen por cubrir, es motivo para entrar a degüello sobre el tema.

Y con esa presión y esa losa, Froome no duda en entrar al trapo e intentar convencer a una masa intoxicada de mil defectos de percepción, que saben de dopaje y deporte de alto rendimiento lo que yo de física cuántica. Por eso nos asombramos de explicaciones como la que dio hace unos dias sobre los famosos TUE que al parecer han repartido con tal alegria que ahora es complicado distinguir si estaban realemnte justificados todos.

Froome usó dos en 2013 y 2014, pero anuncia ahora, casi año y medio después que rehusó utilizar uno en la última semana del Tour de 2015. ¿Es necesario contar tu vida y milagros? ¿A quién tratas de convencer? y lo que es más importante, ¿lleva mensaje implícito? Al tiempo que Froome lava su conciencia ante la opinión pública, lanza entre líneas un mensaje a varios rivales, y en especial a Nairo Quintana, quien esos días le puso en aprietos reales y tangibles.

Si el colombiano le puso contra las cuerdas es por una enfermedad que no quiso atenuar con una exención. Velado y claro mensaje, aunque Froome esos días tuvo un buen aliado, el propio equipo de Nairo, que no vio, o no quiso ver, que si hubieran apretado muchos antes igual hasta le levantan el Tour al ganador final. Prefirieron segundo y tercero a jugar a ganar.

Imagen tomada del FB del Team Sky

INFO

Pedalea y mídete desde casa en la Bkool Winter Cup

1 COMENTARIO

Deja un comentario