#RadioVuelta – Semana 14

0
15
vistas

#Trend Los reyes de la primavera

Las semanas de marzo y abril son un frenesí de competición que en ocasiones rebosan el vaso de las emociones y esta vez se ha rozado el colmo. La Vuelta al País Vasco llenó la semana con el regreso de Purito Rodriguez a lo más alto, ganando dos etapas y la general final en una carrera de marcada igualdad y en la que se vieron algunas cosas interesantes, como que Nairo no es infalible, y otras muy tristes, como la llegada de Bilbao y los bolardos cuasi mortales. El último día de la semana le dio un premio enorme a un ciclista de estirpe, José Herrada, como digo premio enorme y sobretodo mercido por haber sido tan generoso otras veces. Y como no Roubaix, la reina dicen, que por fortuna ha coronado al ciclista más listo, ambicioso y afortunado. Jonh Degenkolb es un corredor total y su victoria lo demuestra, neutraliza escapadas y luego las remata al sprint. Ello está, no lo duden, al alcance de muy pocos.

#Click El tamaño de la afición

Congregar dos carreras World Tour como Roubaix y País Vasco en pocos días implica que por las pantallas de televisión seremos testigos de enormes muestras de pasión por el ciclismo. Las numerosas masas que poblaron las cunetas de Euskadi se culminaron con el gentío del muro de Aia, en las cumbres que circundan Orio. En Amorebieta el ambiente era imponente y como no podía ser de otra manera, el clamor preñó las cunetas hacia Roubaix, otro día de esos que sube la autoestima de un amante del ciclismo.

#Profile La ansiedad de Purito Rodriguez

Si Joaquim, siempre Purito, Rodríguez mirara atrás y quisiera adivinar qué podría acabar ganando, seguramente no imaginaría que el ciclismo le trataría tan bien. Casi trece meses después, el catalán, que dice ser reconocido antes en Euskadi que por las carreteras de su Parets natal, vuelve a ganar en un momento muy importante para él, porque al tremendo paréntesis de victorias en su fecunda carrera, se sumaba la presión que le llegaba de su equipo, un rodillo de triunfos en el que por cierto se contó otro de Alexander Kristoff en el Escalda.

#Clipping

El tren de Roubaix. Las imágenes del pelotón varado a medias en un paso a nivel en Wallers, a una eternidad de Roubaix, fuer la anécdota que le dio visibilidad a la carrera en muchos medios que habitualmente omiten este deporte. Las reacciones de la SNCF -la Renfe francesa- sobre la imprudente conducta del pelotón están plenamente justificadas. No faltó mucho para ver una desgracia toda vez el tren pasó a todo meter al poco de pasar el último ciclista.

La Itzulia de Ion Izaguirre. Pasó desapercibido, porque en una carrera con estrellas, con un equipo, el Movistar capitaneado por Nairo, y el regreso de Purito al podio, era complicado prestarle atención, pero la Vuelta al País Vasco de Ion Izaguirre, tercero al final, es de matrícula pues llega toda vez trabajó, y muy bien, para Nairo, un corredor que dio una medida muy alejada a la ofrecida en Tirreno.

Wiggins fue un profesional de carretera que… Es curioso, Brad Wiggins, ese ciclista que hace tres años recién empezaba su recto y limpio camino hacia el Tour de Francia ya no es profesional de carretera. A pesar de hacerlo bien y estar delante, nunca pareció tener Roubaix a su alcance. Su figura, aún fresca en la mente, levanta todo tipo de opiniones, sea como fuere, a nadie le puede caber duda de que se ha retirado un de los ciclistas más singulares de los tiempos recientes.

#Hashtags by @LiveCiclismo

Imagen tomada del Facebook de Orbea

Publicidad

Deja un comentario