#RadioVuelta – Semana 5

1
4
vistas

#Trend  Las verdades de la Classicissima 

San Remo ha abierto el núcleo duro de la primavera y ha dejado cartas boca arriba. Por un lado que si se corre a mil por hora, trescientos kilómetros son capaces de fundir a los mejores velocistas del mundo, incluso sin presencia de grandes subidas. Por otro que Fabian Cancellara tiene motivos para sentirse agraviado con este monumento que ganara hace seis años y que le ha dado tres segundos puestos consecutivos, además en contextos muy diferentes aunque siempre un corredor rápido por delante: desde Gerrans a Kristoff pasando por Ciolek. De cualquiera de las maneras el suizo es el hombre a temer en lo sucesivo con la incógnita del estado moral de Tom Boonen y las angustias que poco a poco invaden a Peter Sagan. Igual es un checo, compañero del citado Boonen, Zdenek Stybar, delante también en  San Remo, quien al final acaba siendo la sombra del suizo volador.

 

#Click Las aguas de San Remo

Si la meteorología hacía y deshacía con mayor incidencia en las clásicas del norte, y especialmente en las del adoquín, las dos últimas ediciones de la Milán-San Remo no han sido benévolas en lo climático. Sin llegar al extremo de 2013 con una carrera fraccionada por la imposibilidad de seguir ante la tremenda nevada, la edición presente estuvo muy pasada por agua y el frío mermó las opciones de muchos, entre otros, velocistas como Cavendish y Greipel que al final se vieron incapaces.

 

#Profile No se puede hablar de sorpresa con Alexander Kristoff

Pocos ciclistas, pero muy buenos, Noruega ya puede presumir de ganar de la Milán-San Remo y no en la persona de Eduald Boasson Hagen sino en la de Alexander Kristoff, un fortísimo competidor que ha legado de Thor Hushovd muchas de las virtudes que hicieron grande a éste. Corpulento, resolutivo y con excelente visión de carrera, Kristoff sigue haciendo grande su palmarés paso a paso uniendo un monumento a su medalla olímpica.

 

#Clipping

El caso de Juanjo Lobato. El cuarto clasificado en la Milán-San Remo fue un gaditano que en su primera participación rayó alto como muchos ya pensaban de él. Sin embargo su historia es la de muchos que con un pie fuera del oficio acaban encontrando un hueco, casi a última hora, para justificarlo con creces. Lobato corrió el año pasado en Euskaltel y su futuro pendió de un hilo hasta que Movistar lo llamó a filas. El caso de Lobato es el vivo ejemplo del enorme talento que España está desperdiciando por no haber oportunidades.

La Vuelta a España ya no es española. Ha pasado desapercibida la total adquisición de la Vuela a España por parte de ASO. Atresmedia se ha desprendido de su vínculo accionarial a favor de los franceses, dejando la tercera gran vuelta en manos foráneas para bien y para mal pues si ASO es la primera interesada que su producto funcione, no deja de ser menos cierto que esto supone otro movimiento en el tablero por el poder de este deporte y ahí los vínculos nostálgicos y emocionales que puedan significar la Vuelta jugarán más bien poco.

Las alineaciones del Movistar. El otro día inquirieron a José Luis Laguía, director del equipo azul, sobre las razones de la ausencia de Alejandro Valverde en San Remo. “No se puede contentar a todos” soltó lacónico. Ante la obviedad de la sentencia, no es menos evidente que la exhibición de Valverde en el GP Nobili, días antes de la Classicissima, no hizo más que corroborar una obvia falta de mando en el cuadro azul que puso en forma a su mejor hombre para tenerlo entrenando.

#hashtags by @LiveCiclismo

#VoltaCatalunya, #TourdeNormandie#DDV, #VoltaAlentejo,  #CoppiBartali#E3H#GV

Publicidad

1 COMENTARIO

Deja un comentario